El éxodo francés

El éxodo francés

¿Hacia nuevos horizontes o eternos precipicios?

Un ejemplar de Concha y Sierra recién llegado a Francia

Manico-33, un ejemplar de Concha y Sierra recién llegado a Francia. En las próximas semanas, cubrirá las vacas de dicho hierro.

Una vaca de Concha y Sierra, comprada por Jean-Luc Couturier, pastando en Francia

Una vaca de Concha y Sierra, comprada por Jean-Luc Couturier, pastando en Francia

Llegado el frío invernal sobre las tierras de Castilla, emergen las primeras dudas y las polémicas de las que se nutre el invierno. Cuando los taurinos y los aficionados se reúnen al pie de las chimeneas, empiezan a elaborarse las respuestas a dichas polémicas. Algunas tienen más fundamento que otras, algunas son puras especulaciones, otras son verdades calladas, pero todas participan en la vida taurina que anima la comunidad aficionada. Entre las principales preocupaciones de los taurinos está el tema de las ganaderías. Los últimos años estuvieron marcados por una importantísima hemorragia en las ganaderías, debida a la cruel crisis económica que castigó la economía mundial y más concretamente las economías que habían edificado su desarrollo en un sistema frágil. Como bien sabemos, España estuvo condenada a replantearse el modelo estructural en el que sustentaba su economía y, como es lógico, el mundo del ocio estuvo afectado por aquella reestructuración. El mundo del toro, a pesar de su específica ceguera, no se salvó de esa metamorfosis forzada. Muchas de las ganaderías de toros bravos tuvieron que reducir su número de cabezas de ganado, muchas de ellas matando una cantidad importante de toros a puerta cerrada, otras muchas tuvieron que mandar todo el núcleo reproductor al matadero (ahí está la ganadería de Mariano Cifuentes, por ejemplo), y algunas se resolvieron a optar por la venta de la vacada o, en algunos caso, del hierro y de las fincas. Por ejemplo, la ganadería del Marqués de Quintanar se hizo con lo que quedaba de ganado en la histórica finca de Los derramaderos. Una parta ya había emigrado a Francia, pero estuvo condenada a ir al matadero por problemas de sanidad. Otras de las ganaderías que acaba de cambiar de propietario es la de Carmen Segovia que se vendió a Antonio San Román, cuyas reses de procedencia Torrestrella pastan en tierras segovianas.

Eral de Camino de Santiago

Eral de Camino de Santiago

Sin embargo, existe un movimiento latente, menos visible, que establece una comunicación entre España con Francia y abre para la primera un nuevo mercado : vender cabezas de ganado a otros ganaderos que no compiten directamente con esas ganaderías vendedoras es una solución que se presenta, por lo menos temporalmente, para aquellas casas que necesitan encontrar alguna forma para hacer que su negocio sea rentable. Durante los últimos años, muchas fueron las cabezas de ganado que llegaron a Francia. Si permitió por un lado a los españoles vender el ganado sobrante, cierto es también que los ganaderos franceses aprovecharon la oportunidad que se presentaba para renovar la casta con la que trabajar. Examinemos un instante estos movimientos, semejantes a un masivo y más o menos callado éxodo del caudal de bravura española hacia tierras francesas.

La gran oportunidad 

Muchos de los ganaderos franceses aprovecharon la apertura del mercado español para comprar a las ganaderías por las que se interesaban vacas y / o sementales. Veamos aquí los casos más relevantes y observemos cuál es el panorama ganadero francés actual.

Vacas de La Gloria adquiridas por Patrick Laugier

Vacas de La Gloria adquiridas por Patrick Laugier

La recién creada Sierra Borja, procedente de la vacada albaceteña de Daniel Ruiz, se disolvió al poco tiempo y sus vacas fueron vendidas en parte a algunos ganaderos franceses : Gilles Vangelisti y su hijo Matthieu (ganadería San Sebastián) y Patrick Laugier (propietario de la ganadería llamada de Dos Hermanas) adquirieron un lote importante de hembras marcadas con el hierro que fue propiedad de Rafael Muñoz Muñoz. El mismo Patrick Laugier había comprado en el año 2005 un lote de cincuenta hembra al ganadero salmantino Javier Sánchez Arjona que, tras otra venta de vacas a otros ganaderos franceses, Damien Donzala y Frederic Donnedieu de Vabres, se deshizo de la mitad del núcleo reproductor de su vacada de procedencia Domecq. Mas tarde, con Luc Jalabert, Laugier adquirió la mitad de la ganadería de La Gloria, procedentes de la vacada de Daniel Ruiz..

Otra hembra seria marcada con la LG de La Gloria.

Otra hembra seria marcada con la LG de La Gloria.

Muchas ganaderías galas adquirieron hembras a Miranda de Pericalvo tras mandar al matadero las cabezas de ganado que tenían hasta entonces. Es el caso de Cuillé, que eliminó todo lo procedente de Ana Isabel Vicente para dedicarse a la cría de un toro más « comercial », por decirlo de alguna forma. Es también el caso del transportista y ganadero Roland Durand, que adquirió una punta de vacas a la ganadería antes mencionada, conservando una parte reducida de procedencia murube.

El hijo de la antigua rejoneador Marie-Pierre Callet, Pierre-Henry Callet, apartando novillos de su ganadería, Malaga, antes de la llegada de las reses de Domingo Hernandez.

El hijo de la antigua rejoneadora Marie-Pierre Callet, Pierre-Henry Callet, apartando novillos de su ganadería, Malaga, antes de la llegada de las reses de Domingo Hernandez.

Más sorprendente es el caso de Domingo Hernández que vendió a una ganadera, ex-rejoneadora, Marie-Pierre Callet y a su hijo Pierre-Henry, un lote de hembras cubiertas en parte por el toro Pasión al que indultó Julián López « El Juli » en la temporada 2011 en el anfiteatro romano de Arles. Más sorprendente también resulta conocer que Domingo Hernández y su hijo estuvieron a punto de vender el hierro que lleva nombre del patriarca al recién y famoso ganadero, Jean-Luc Couturier. Cuenta este último que, al día siguiente de comprar todas las cabezas de ganado reunidas el legendario hierro del Cura de Valverde, entabló conversaciones con los célebres ganaderos para adquirir la vacada de Domingo Hernández. Hasta se había alcanzado un acuerdo, además de la vertiente económica, en el que se estipulaba que Justo Hernandez asesoraría al hombre de negocios francés durante los cinco primeros años. Sin embargo, tras consultarlo con sus hijos, Jean-Luc Couturier optó por dejar pasar la oportunidad puesto que no estaba preparado para afrontar lo que significaba lidiar en un número importante de ferias, según relata desde su finca francesa.

La corriente de Salvador Domecq  

SONY DSC

Hembras de Lagunajanda, compradas junto con un semental de la misma ganaderia durante el verano del 2013 por Jean-Louis Darré, propietario del hierro de Camino de Santiago.

Dudoso-29, semental de Lagunajanda comprado por Jean-Louis Darré

Dudoso-29, semental de Lagunajanda comprado por Jean-Louis Darré

Sin que se supiera mas allá de los Pirineos, muchos de los ganaderos franceses se orientaron hacia un toro específico : el de la rama de Salvador Domecq, conocida por ser una de las principales fuentes de bravura en la época contemporánea. Ya dijimos que Couturier había adquirido nueve toros que estarán padreando en los próximos meses en diversas ganaderías galas. Otros ganaderos optaron también por dicha rama. Es el caso por ejemplo del propietario del hierro de Camino de Santiago, Jean-Louis Darré, afincado en tierras del suroeste. A finales de julio del 2013 trajo a las estribaciones de los montes del Gers un lote   de hembras acompañado por un semental de Lagunajanda llamado Dudoso-29. Sin lugar a dudas, las vacas adquiridas destacan por su tremenda seriedad. La elección de Jean-Louis Darré estuvo motivada por las justas presencia y fuerza que transmitían sus vacas de Santafé Marton.

El semental Guardamontes, nacido en la ganadería del Conde de Mayalde, adquirido por Jean-Louis Darré.

El semental Guardamontes, nacido en la ganadería del Conde de Mayalde, adquirido por Jean-Louis Darré.

Ya había comprado al Conde de Mayalde un semental llamado Guardamonte, procedente de la rama El Ventorillo en el 2011, con la intención de refrescar su ganadería. Con la compra realizada en 2013 a la ganadería de Lagunajanda, Jean-Louis Darré espera poder solucionar los problemas que venía encontrando en los últimos años.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Otra familia ganadera francesa, la de Casanueva perteneciente a la familia Bats, acaba de incorporar a su vacada un lote de hembras y un semental de El Torreón, con marcada influencia de la rama de Salvador Domecq. Sus vacas llevan un capital genético impresionante y con esta base el joven criador Guillaume Bats pretende crear un toro de calidad para poder afianzar su presencia en los cosos de primera línea del suroeste.

Ambición y afición al servicio de una recuperación 

Jean-Luc Couturier, nuevo propietario de Concha y Sierra y de Cura de Valverde

Jean-Luc Couturier, nuevo propietario de Concha y Sierra y de Cura de Valverde

Quizás el caso más famoso sea el de Jean-Luc Couturier, un importante hombre de negocios francés que, al jubilarse, quiso realizar uno de sus caprichos. En los años 90, tras ver una corrida de toros del Cura de Valverde en la plaza de toros torista de Alés, se enamoró del toros que criaban los propietarios de dicho hierro. Contando con la amistad de otro ganadero francés, Alain Tardieu, Jean-Luc Couturier cultivó su afición durante más de veinte años compartiendo experiencias camperas con su amigo. Cuando se jubiló, después de una brillantísima carrera profesional, decidió Couturier comprar la histórica ganadería del Cura de Valverde para intentar recuperarla, dado que ésta estaba en un estado sanitario pésimo. En efecto, un consanguinidad muy alta afectaba al ganado, a pesar de los intentos de recuperación que habían hecho sus anteriores propietarios. Al cabo de unas negociaciones que no fueron faciles según lo que relata el actual dueño de la vacada, éste trajo todas las cabezas de ganado a Francia e instaló su ganadería entre el valle de las Alpilles y los Coussouls  de Crau, una vez acondicionados los múltiples cercados que hoy en día organizan la vida en la finca de la familia Couturier.

Nueva plaza de tienta de la ganadería Valverde

Nueva plaza de tienta de la ganadería Valverde

La primera cosa que hizo el nuevo ganadero fue retentar la totalidad de las madres de la ganaderías, de las cuales desechó el 40% para conservar unas 50 hembras. Viendo como se quedaba con muy poco ganado con el que reconstruir las bases de la ganadería, decidió buscar alguna fuente a partir de la cual iba a poder refrescar la sangre adquirida con el hierro de Valverde. Fue entonces cuando compró treinta vacas aprobadas, todas extremadamente serias, al Conde de la Corte. Con las cincuenta vacas de Valverde que se salvaron tras la rigurosa retienta, Couturier compuso dos lotes a las cuales echó su respectivo semental.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

En lo que se refiere a los padres condesos de la bravura de Valverde, el nuevo ganadero optó por una solución radical : al no tener datos acerca de los criterios de selección de los últimos responsables de la ganadería de Valverde, quiso seleccionar con su propio criterio los toros que iban a padrear. Uno de los sementales de Valverde se mató al poco tiempo después de llegar de las tierras salmantinas. El segundo de los sementales era un cinqueño que no había sido tentado y que había cubierto las hembras durante dos temporadas. Al no poder comprobar la calidad del toro, Couturier lo incluyó en el lote que se lidió en Châteaurenard  durante la temporada 2012. Solamente fue salvado y aprobado uno de los toros que quedaba de la corrida lidiada este año en Beaucaire. Padreará durante los próximos meses y sus productos se verán dentro de dos años.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Para no perder tiempo, Jean-Luc Couturier buscó más sementales que pudieran refrescar la ganadería, aportar fortaleza y casta, trapío y seriedad. Por ello, trajo de Vejer de la Frontera nada menos que nueve cuatreños de El Torero, de los cuales cuatro se aprobaron y los demás se vendieron a otros ganaderos de la zona. Uno de ellos lleva el llamativo nombre de Lloron, recordando así  uno de los sementales que Juan Pedro Domecq y Nunez de Villavicencio había comprado de becerro a Agustin Mendoza, Conde de la Corte, al fundar su ganadería. Otro toro, esta vez de Albarreal, participará en la reconstrucción de la ganadería de Valverde en los próximos años. Cabe esperar comprobar si ligan los sementales seleccionados por el nuevo criador. Los años nos irán dando informaciones. Mientras tanto, se está preparando una corrida de toros seria y bonita, que podría lidiarse en Francia durante el transcurso de la temporada 2014. Alguno de los toros podría participar en una corrida concurso.

La audacia y su recompensa : la nueva aventura de los vazqueños de Concha y Sierra

Machos de Concha y Sierra, para la temporada 2014.

Machos de Concha y Sierra, para la temporada 2014.

Sementales de Concha y Sierra, simiente de la bravura de la ganadería comprada por Couturier.

Sementales de Concha y Sierra, simiente de la bravura de la ganadería comprada por Couturier. Halconero (izquierda) y Mercenario-22 (derecha).

Una vez comprada la ganadería de Valverde, Jean-Luc Couturier siguió su periplo taurino por tierras andaluzas en busca de sementales que pudieran servir para reconstruir dicha vacada. Fue entonces cuando se puso en contacto con la familia García Palacios, dueña del legendario hierro de Concha y Sierra. Cuando uno los representantes de la ganadería afincada en la sierra de Aracena le propuso a Jean-Luc comprar el hierro de Albarreal, éste le contestó, contundente y audaz, que lo que quería comprar era el hierro de Concha y Sierra. Cuando le contestó el que todavía dirigía la ganadería que ésta no tenia precio, replicó Couturier que ése no era el problema. Sin embargo, la familia Garcia Palacios estaba poco dispuesta a vender el fruto de muchos años de trabajo

Curiosa imagen de un toro vazqueno de Concha y Sierra

Curiosa imagen de un toro vazqueno de Concha y Sierra

El hombre de negocios francés relata el desarrollo de las negociaciones, sentado un ancho sofa del salón de la finca. Se escuchan sevillanas rocieras, como música de fondo en el salón. Añade Jean-Luc lo siguiente : « Propuse un precio y encendí un puro, de esos grandes. Le dije a mi interlocutor que cuando se acababa el puro me iba. Tras consultarlo con su familia, llegamos a un acuerdo económico. Traje a Francia la totalidad de las vacas de vientre con sus crías, unos añojos para erales, dos sementales. Los novillos quedaron en posesión de la  familia García Palacios hasta finalizar la temporada. Entonces me llevé los últimos machos que quedaban y que no se habían lidiado. De hecho, los seis novillos que quedaron los estoy preparando para lidiarlos en corrida de toros durante la temporada 2013. Conservaré la ganadería de Concha y Sierra tal y como la llevaron sus antiguos propietarios y no la mezclaré con ningún otro encaste. Ya se experimentaron cruces (1981) cuando poseía la ganadería Miguel Baez « Litri » y los resultados no fueron satisfactorios. De hecho, los hijos nacidos del cruce se vendieron y se eliminaron hace ya tiempo ».

Ce diaporama nécessite JavaScript.

El viejo semental Puntillero-20, hijo del Famoso Chivito-31, terminará su vida en Francia

El viejo semental Puntillero-20, hijo del Famoso Chivito-31, terminará su vida en Francia

   A partir de ahora padrearán tres de los sementales que se trajeron desde Andalucía. El primero, el contrastado y espléndido Puntillero-20. Hijo del gran Chivito-31 que permitió la reconstrucción de Concha y Sierra, Puntillero-20 es hermano de otro semental que cubrió en la ganadería cuando todavía estaba en manos de la familia Garcia Palacios, Puntillero-50. Otro de los sementales, un precioso castaño indultado en las calles y llamado Mercenario 22, acompañará las hembras marcadas con las famosas C y S junto con el viejo Halconero-53 que había sido aprobado por la familia Garcia Palacios.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Una ganadería consolidada

Cuando compraron la ganaderia de Concha y Sierra a Miguel Baez Litri en 1993, la familia Garcia Palacios eliminó la totalidad de las vacas cruzadas con toros de procedencia Conde de la corte y los sementales que componian la vacada, excepto uno : Chivito-31, descendiente de un toro llamado Inspector que habia permitido la reconstrucción de la vacada. El semental Inspector era hijo de otro toro del mismo nombre, un ejemplar sardo indultado en 1963 en la plaza de toros de Algeciras.

Hemos podido encontrar fotos del tentadero del toro Inspector, por parte de los toreros Cesar Pastor y Pepe Cardeno. Se puede apreciar la capacidad del toro a humillar.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

También reproducimos aqui un documento encontrado en El ruedo en el que se cuenta el indulto del toro Inspector-3, padre del semental Inspector-20, por el torero Carlos Corbacho .

Cronica del indulto de Inspector-3, de Concha y Sierra

Cronica del indulto de Inspector-3, de Concha y Sierra

Entonces, los Garcia Palacios fueron buscando todos los descendientes del toro Inspector y a partir del Chivito, pudieron sacar un numero importante de sementales. Este toro aportó una impresionante regularidad a la ganadería ya en manos de José Luis Garcia Palacios. En cuanto a morfología, siguió pintando la ganadería con una importante policromía, hasta tal punto que sus parientes mas cercanos ser pueden apreciar con gran facilidad.

Publicités

2 réponses à “El éxodo francés

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s