La ilusionante primavera de Flor de Jara

SONY DSC

          Desde lo alto de la rocosa sierra madrileña de Colmenar Viejo, donde los copos de nieve se aposentan cuando llegan las primeras heladas del invierno hasta entrada la primavera, la serena e intensa mirada de los « Buendía » criados por Carlos Aragón Cancela se clava en el despejado horizonte, afrontando inminentes retos marcados por sus propietario. Los toros grises criados en el quebrado y bello Canto de los Palancares aguardan celosos la brava condición que caracteriza su estirpe en la paz y el silencio de un entorno singular.

            En muy poco tiempo, el proyecto ganadero del matador de toros retirado Carlos Aragón Cancela ha conseguido despertar el interés de muchos aficionados: los buenos resultados cosechados tanto en Madrid como en plazas relevantes del hexágono francés a lo largo estos últimos seis años han mantenido viva la llama de la ilusión de los aficionados. La excelente labor realizada por Javier Buendía al frente de Bucaré en 1996 y 2008, año en el que la familia Cancela le compra la ganadería, ha proporcionado al torero colmenareño una materia prima de calidad con la que trabajar y empezar a moldear el o los tipos de toro con el o con los que sueña. Durante las últimas temporadas, Carlos Aragón Cancela ha puesto a prueba su ganadería, en la intimidad del Canto de los Palancares y en festejos menores celebrados en la provincia de Madrid, con el objetivo de conocerla mejor. Antes de volver a los escenarios más importantes de la orbe taurina en 2016, Flor de Jara ha emprendido un viaje con prudencia, paciencia y ambición hacia un destino claramente definido por su dueño : el de la bravura. Sigamos sus pasos y descubramos la entresijos del proyecto ganadero de Carlos Aragón Cancela.

Vocación torera

Carlos Aragon Cancela, el dia de su debut en novillada sin picadores en Colmenar Viejo.

Carlos Aragon Cancela, el dia de su debut en novillada sin picadores en Colmenar Viejo.

Miguel Cancela saliendo a hombros en Madrid.

Miguel Cancela, tio y maestro de Carlos Aragon, saliendo a hombros en Madrid.

            El proyecto ganadero del torero colmenareño no se entendería si no se tomara en consideración su trayectoria profesional como matador de toros. Nacido en un entorno taurino, perteneciente a la dinastía torera de los Cancela, Carlos Aragón se forma, taurinamente hablando, al lado de su tío Miguel Cancela. Apenas cuatro años después de que éste se hiciera matador de toros, el 13 de noviembre de 1973 en Vistalegre, su sobrino Carlos torea su primera novillada sin picadores una tarde de agosto en Colmenar Viejo. La trayectoria del joven aspirante despierta el interés de los aficionados en especialmente gracias un importante triunfo cosechado en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla el domingo 9 de septiembre de 1979 que coloca al diestro colmenareño en firme promesa del escalafón novilleril. Aquel día, Carlos Aragón se presenta en la Maestranza y desoreja un novillo de Juan Pedro Domecq. Sin embargo, un grave percance sufrido durante la lidia del utrero le impide acompañar a la novillera de Albacete Maribel Atienza en su salida a hombros por la Puerta Grande. A pesar de ello, Cancela deja en la retina de la afición sevillana una personal interpretación del concepto de temple tal y como lo subraya el periodista Romero, encargado por ABC de relatar lo acontecido en la Maestranza aquella tarde de septiembre :

Carlos Aragón Cancela, de Colmenar Viejo, también hacía su presentación. Y se le vio clase, oficio, muy buenas maneras. Tras una primera tanda, templadísima, de derechazos, sono la música. Por lo que dejo entrever se merece que lo repitan en esta plaza. Al instrumentar la tercera serie de pases con la diestra – anteriormente había toreado al natural con hondura-, sobrevino la cogida. Pero tuvo agallas suficientes para permanecer en el ruedo y acabar con su enemigo de una estocada entera. Le dieron las dos orejas.

Verónica de Carlos Aragon Cancela en Sevilla, el dia de su presentación como novillero con picadores.

Verónica de Carlos Aragon Cancela en Sevilla, el dia de su presentación como novillero con picadores.

Espléndido derechazo de Carlos Aragon Cancela en Sevilla, ante un utrero de Juan Pedro Domecq.

Espléndido derechazo de Carlos Aragon Cancela en Sevilla, ante un utrero de Juan Pedro Domecq.

Estas líneas condensan curiosamente lo que iba a ser la carrera torera de Carlos Aragón Cancela : un constante ejercicio de superación, inducido por un número importante de graves heridas recibidas, al que se enfrentó el diestro colmenareño con el mismo temple, la misma paciencia y la misma seriedad demostrados ante la cara del toro. Prueba de ello, la perspicacia del torero ante la dificultad, el sufrimiento carnal y la escasez de contratos : Si Aragón Cancela acaba la temporada del 79 sumando dieciséis tardes en las cuales corta un total de veinticuatro orejas, logrando triunfar en San Sebastian de los Reyes y en Colmenar Viejo, apenas torea nueve festejos en 1980 ; aquella temporada, otra cornada frena al entonces novillero en una época de consolidación fundamental. Logra sin embargo presentar en Madrid el 11 de mayo junto con Lucio Sandín y José Cubero « Yiyo », afrontando para la ocasión una novillada compuesta por tres utreros de Francisco Ortega y otros tres de García Romero ; aquella tarde da una vuelta al ruedo y convence a la empresa para ser repetido y acartelado durante la feria de San Isidro. Apenas un mes después de esta presentación, hace el paseíllo con el diestro francés Richard Milian, respaldado por la casa Balaña, y con Yiyo para lidiar un encierro de Alicio Tabernero de Paz. Pero la suerte no acompaña a Carlos Aragon y las temporadas siguientes se ponen cuesta arriba : cuatro novillada en 1981, cinco en 1982 y otras cinco en 1983. Ante tal situación, el torero no se rinde. A pesar de torear muy poco, deja buen sabor de boca en las contadas oportunidades que se presentan. Por ejemplo, en 1981, vuelve a Las Ventas para afrontar un encierro de Moreno Pidal y esta vez, otro afamado crítico taurino, Vicente Zabala, destaca el temple innato con el que el torero de Colmenar dibuja los curvilíneos trazos de su toreo.


Lo mejor del Colmenareño Carlos Aragón Cancela es su sentido del temple con la muleta. (…) La mueve con sentido del toreo. Algo innato (…). Muy bien su afán de ligar los pases, dejando la muleta en la cara a la salida de cada muletazo (…).

Vicente Zabala. ABC, Martes 7 de abril de 1981

carlos aragón cancela 1981 Temple

El doctorado se celebra finalmente en Valdemorillo el 5 de febrero de 1984 y resulta siendo un éxito: Carlos Aragón logra pasear los dos apéndices del excelente animal perteneciente a la ganadería de El Campillo que cierra plaza y que resulta premiado con la vuelta al ruedo al arrastre. Luis Garcia cuenta el éxito del torero colmenareño con estas palabras :

Cancela, incluido en esta feria por los éxitos conseguidos en la anterior como novillero, ha salido airoso del compromiso; tuvo enfrente al mejor toro de los lidiados. Desde el principio se mostró decidido y con mucho ánimo. Consiguió por su coraje y ciertas maneras alzarse con el triunfo.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

A los pocos meses, Carlos Aragón confirma su alternativa en Las Ventas ante ejemplares del Conde de la Maza. José Luis Suarez-Guanes destaca su buen manejo del capote en la crónica publicada el lunes 30 de julio en el ABC :

Aragón Cancela fue aplaudido al veroniquear al toro de la confirmación. Salió arrollado y volteado en el remate, sin que hubiese consecuencias. Volvió a lucirse en el posterior quite. El ímpetu inicial del bovino del conde de la Maza se trocó en medio recorrido, Cancela muleteó con voluntad, pero sin poder realizar nada factible. Anduvo por la cara con galanura. Cobró una gran estocada, de la que rodó el toro sin puntilla y fue ovacionado.

12048880_10153742270564758_1651244591_nAcartelado en repetidas ocasiones en Las Ventas, Carlos Aragón Cancela logra una de sus mejores tardes el 3 de junio de 1987. Cuando la faena alcanza su cenit, el toro de Victorino voltea feamente al torero y lo hierre de gravedad. Nuevamente Carlos conoce la cruz del toreo, pagando un precio alto su sincera entrega por su profesión. Aunque el percance le impida puntuar en el escenario taurino mas importante, logra cautivar la atención del publico y convencer al exigente Joaquin Vidal cuya crónica destaca la buena faena realizada por el torero :

Carlos Aragón Cancela sufrió una cogida cuando toreaba muy bien al tercer toro de la tarde en el centro del ruedo. Los mejores muletazos de la corrida instrumentó Aragón a ese toro, que humillaba mucho y bien, pero que ya le había avisado con el derrote característico de la divisa: seco y revolviéndose en un palmo de terreno. La muleta adelantada para el cite, cargar la suerte cuando el toro entra en jurisdicción, la mano baja para embarcar, y embarcar suave a la medida de la codicia del toro: así fueron tres naturales de Aragón, otros tres redondos. A la salida de uno de ellos el toro ya no avisó sino que, revolviéndose rápido, tiró el derrote seco y por la afiladísima daga prendió en lo alto y volteó al torero.

Salida a hombros de José Antonio Campuzano y percance de Cancela.

Salida a hombros de José Antonio Campuzano y percance de Cancela.

Carlos Aragón es llevado hasta la enfermería por sus compañeros y no puede acompañar a José Antonio Campuzano en su triunfo después de que este firmara una de sus mejores tardes en Las Ventas : el diestro sevillano se alza con las dos orejas del cuarto Victorino de la tarde y sale en volandas mientras el doctor Máximo García Padros realiza las primeras curras de las dos heridas recibidas. Después de aquella desgraciada tarde, que hubiera podido marcar un antes y un después en la carrera torera de Carlos Aragón, el diestro vuelve a torear puntualmente en Madrid pero sus ilusiones se ven inhibidas por la escasez de contratos.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Vocación ganadera

Carlos Aragon Cancela, en su finca del Canto de los Palancares.

Carlos Aragon Cancela, en su finca del Canto de los Palancares.

            En los años 1980, Carlos Aragón emprende una aventura ganadera con el afán de disfrutar de su afición por el toreo y por el toro bravo. Adquiere vacas de procedencias heterogéneas con el doble objetivo de entrenar como torero y de vivir a diario su afición. En 1984, cuando se doctora como matador de toros, se hace con un lote de vacas y un eral procedentes de la estirpe santacolomeña, rama La Guadamilla, adquiridos a un ganadero madrileño. En las zonas quebradas de la sierra madrileña de Colmenar Viejo, asienta una modesta ganadería en las tierras del Canto : aparecen entonces manchas cárdenas entre los enormes bloques graníticos agarrados en un frágil equilibrio a los lomos del monte, salpicando con esbeltas formas grisáceas el verde esplendor de las rocosas estribaciones. Tentado por el propio torero, el eral da un excelente juego y se aprueba, sembrando bravura durante casi dos décadas. Con esta punta de vacas santacolomeñas, Carlos Aragón se forma como ganadero de bravo y aprende tanto la especificidad de su manejo como la peculiaridad de su selección.

            Fuera de los ruedos, La exitosa trayectoria profesional del torero le permite dar un paso más hacia adelante en su aventura ganadera cuando, en 2008, se entera de la posible venta de Bucaré. Ganadería en pleno auge, levantada por el rejoneador sevillano Javier Buendia, Bucaré representaba entonces para Carlos Aragón Cancela la posibilidad de adquirir una materia prima de primera calidad con la intención de dar forma al toro de sus sueños. Convencido de estar ante una oportunidad única, el diestro retirado la aprovecha y adquiere a los hijos de Joaquin Buendía tanto el hierro como todos los animales que lo componían, a excepción de los utreros que ya tenían comprometidos y vendidos para la campaña 2008.

Vista del cercado de machos del Canto de los Palancares. Dos utreros se miden.

Vista del cercado de machos del Canto de los Palancares. Dos utreros se miden.

Levantar una ganadería: la obra de Javier Buendía

Javier Buendia, en Bucaré. Fotografia de Arjona, publicada en 6Toros6.

Javier Buendia, en Bucaré. Fotografia de Arjona, publicada en 6Toros6.

            Cuando evocan la labor realizada por su predecesor, Javier Buendía, las palabras de Carlos Aragón Cancela y de su hijo Daniel están teñidas de un sincero respeto hacia él. Y es que si Flor de Jara posee hoy en dia un patrimonio genético de inestimable valor, se lo debe en gran parte a la obra llevada a cabo por el que fuera rejoneador y representante de la vacada anunciada a nombre de Bucaré. Cuando en 1996 se divide en tres partes y cuatro hierros (Joaquin Buendía, Bucaré, Rehuelga y La Amarguilla) la ganadería del patriarca don Joaquín, ésta y las que nacen de su partición desaparecen de las principales ferias del orbe taurino. Una de la primeras ganaderías nacidas de la fragmentación del hierro de matricial que consiguió volver a lo que fueron sus feudos fue la de Bucaré. Al frente de ella, don Javier Buendía, apoyado por sus hermanos, fue el principal artífice de la rápida recuperación de la ganadería : en pocos años, gracias a una inteligente labor de selección, y a pesar de tener un limitado número de animales con el que trabajar, volvió a colocar la ganadería en plazas de toros tan importantes como las de Madrid, de Zaragoza o de Sevilla.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

            Pilares fundamentales

            En los primeros años de su andadura ganadera, Javier Buendía apostó por dos toros que, al cabo de los años, resultaron fundamentales en su labor de reconstrucción. El primero Cotorro-79, un toro negro y bajo de agujas nacido en 1995, constituyo una de las piedras angulares del proyecto ganadero ideado por Javier Buendía. El confiaba especialmente en él y éste le devolvió la confianza que su criador había depositado en él transmitiendo bravura y clase a sus hijos. El segundo, llamado Remolón-73 y engendrado un año después de que naciera Cotorro por una vaca importante llamada Remolona-433. Esta, enlotada por José Luis Buendía cuando se dividió la ganadería de su padre en 1996, dio a los herederos del patriarca un semental fundamental llamado Remolón-50, todavía en activo en el 2015. Según atestigua Javier Buendia, Remolón-73, procedente de una familia asaltillada, aportó una regularidad y una calidad superior a las que transmitió Cotorro. Con estas dos ramas distintas, Javier Buendia pudo trabajar, conjugándolas y abriendo líneas con el objetivo de conseguir el toro soñado, sin despreciar la búsqueda fundamental de una buenas hechuras. Su apuesta resultó exitosa al cabo de unos años.

Cotorro, Remolon y Galonero, tres sementales fundamentales en la ganaderia de Bucaré. Fotografias de Arjona, publicadas en la revista 6Toros6

Cotorro, Remolon y Galonero, tres sementales fundamentales en la ganaderia de Bucaré. Fotografias de Arjona, publicadas en la revista 6Toros6

            Más allá de los buenos resultados cosechados por Bucaré, el acierto de Javier Buendía se puede comprobar hoy en día en otras ganaderías santacolomeñas que han recurrido a sementales criados por el ex-rejoneador sevillano. Una de ellas, la vacada de Los Maños, está obteniendo magníficos resultados gracias al refresco efectuado a partir de dos sementales adquiridos a Javier Buendía. El toro Negrero , nacido en los llanos prados de Bucaré, engendró al utrero llamado Quejoso y herrado con el número 42, indultado en la plaza de toros de Zaragoza a finales de la temporada 2014 por el novillero valenciano Varea.

            El despegue inicial

            Apenas cuatro primaveras después de dividirse la ganadería de Joaquin Buendía, Bucaré obtiene sus primeros éxitos en una plaza de primera categoría que se convertiría en uno de sus feudos : Zaragoza. El 1 de julio, Paulita corta una oreja del buen Lagartijo-6. Una temporada después, el hierro sevillano vuelve al coso de la Misericordia con un encierro del que destacó el utrero llamado Gamito-12, toreado por Antón Cortés. En 2002 y en 2003, Bucaré lidia novilladas en plazas de toros de menor importancia, sobresaliendo la que Javier Buendía presenta en Algeciras el 23 de junio del 2003. Tres de los novillos son ovacionados cuando las mulillas los arrastran. Durante estas temporadas de rodaje, un novillero encuentra especial acople con los cárdenos ejemplares de Bucaré : David Galán logra pasear varios trofeos de los utreros santacolomeños nacidos y criados en Bucaré. Uno de los éxitos más destacados de la pareja se produce el 29 de mayo del 2004 en la plaza de Antequera cuando Galán sale a hombros después de cortar una oreja a cada uno de sus enemigos.

            La conquista de las plazas de primera

Avefrio, un extraordinario ejemplar de Bucaré toreado por Marco Antonio Gomez, entrando en el ruedo de la Maestranza de Sevilla. Fotografia de Fidel Arroyo. @FidelArroyo1

Avefrío-39, un extraordinario ejemplar de Bucaré toreado por Marco Antonio Gomez, entrando en el ruedo de la Maestranza de Sevilla. Fotografia de Fidel Arroyo. @FidelArroyo1

            A partir de la temporada 2005, Bucaré alza definitivamente vela, y emprendiendo camino hacia un prestigioso destino : el de las plazas de primera categoría. El 8 de mayo, debuta en Sevilla con un extraordinario ejemplar llamado Avefria-39. El periodista sevillano Fernando Carrasco relataba de esta forma el inolvidable encuentro entre Marco Antonio Gomez y el extraordinario utrero de Bucaré :

Gómez, espigado y con pinta de jugador de baloncesto, estuvo animoso con el «santacoloma» que salió en último lugar manejando el capote. Destacó la media verónica, lo mismo que otra media en el quite. Tuvo la virtud de no picarlo en exceso. Ya se vio el tranco en banderillas en los dos buenos pares que dejó Francisco Javier Andana, que saludó. El alcalareño le dio distancia desde el principio, le enseñó la muleta y «Avefría» dijo allá que voy, haciendo el avión. Largo, llegando hasta el final y quedándose colocado. Marco Antonio dejó claro que es torero poderoso y que sabe correr bien la mano, templando además mucho en los pases de pecho. La faena fue a más en cuanto le perdió un pasito entre muletazo y muletazo, por lo que la ligazón se hizo más presente. Tuvieron enjundia las series por el pitón derecho y dibujó naturales de empaque. Estuvo a la altura del buen novillo, que no se cansaba de embestir. Unos ayudados por bajo muy toreros y estéticos prologaron la estocada defectuosa pero válida para que el buen astado de Bucaré cayese. Una oreja que sirve, sobre todo, para abrir una puerta a la esperanza.

Inmejorable debut de la vacada sevillana en su plaza. Después de 17 años de ausencia, la familia Buendía volvía a lidiar en el coso del Baratillo, haciendo honor al legado dejado por don Joaquín Buendía. Apenas cinco días después, Javier Buendía presenta su ganadería en Madrid, que logra convencer a la exigente afición venteña gracias al bravo utrero llamado Hablador-20, al que Torres Jerez corta una oreja. Estos dos éxitos sucesivos, fundamentales en la historia de Bucaré, abren a la ganadería las puertas de las principales ferias de España y de Francia. El resto de la camada de novillos apartadas para la temporada 2005 da buen juego en los ruedos de Los Palacios, donde triunfan Daniel Luque (oreja en ambos) y el novillero El Cuenca (dos orejas y rabo y aplausos) que debutaba con picadores, Cadalso de los Vidrios y en Galapagar, donde el novillo llamado Molinero es ovacionado al arrastre tras ser toreado por José Antonio del Monte. Una corrida de toros cierra de forma inmejorable la brillante campaña del 2005 en Villamartín : Dávila Miura y Octavio Chacón se reparten un total de ocho orejas y un rabo.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

           A lo largo de la temporada siguiente, Javier Buendia sigue apostando por su camada de utreros, llevándolos a plazas de máxima importancia, siendo casi todas de primera categoría. Bucaré vuelve a sus feudos con éxito. En Zaragoza, el encastado Cerrato-67 y el buen Rondeño-6 permiten que Salvador Fuentes se exprese y corte una oreja al último de los dos. Los utreros más destacados, por la casta demostrada en el ruedo, se lidian el 30 de mayo en Madrid y poniendo a duras pruebas a los tres novilleros acartelados. En Córdoba, un bravo remiendo propicia el éxito de Solano Gonzalez que corta una oreja. La temporada sigue con otra cita fundamental : el 21 de mayo, Bucaré vuelve a Sevilla pero decepciona por la falta de emoción de sus novillos. Aún así, las ganas y la actitud del novillero galo Mehdi Savalli le permiten dar una vuelta al ruedo tras matar a Mediokilo-3 y resulta ovacionado con Vengativo-5. Aquella tarde, Marco Antonio Gómez, que vuelve a la capital hispalense, se reencuentra con los cárdenos utreros de Bucaré después del éxito logrado durante la temporada 2005. Saluda una ovación después de lidiar al flojo utrero llamado Verdón-92. La vacada de Bucaré termina su temporada en Algemesí, brindando el éxito al rejoneador Sergio Galán y a los novilleros El Moronto y Salvador Fuentes, que cortan un trofeo en el rectangular ruedo levantino. A pesar del decepcionante encierro lidiado en Sevilla, la vacada se halla propulsada hacia la primera fila de las ganaderías españolas.

            La consagración Donostiarra

            Sin lugar a dudas, el año 2007 supone la consagración del hierro sevillano gracias una extraordinaria novillada lidiada en San Sebastián el 17 de marzo. Los pupilos criados por Javier Buendía se alzan en protagonistas de la novillada celebrada en Illumbre a principio de temporada. Conquistan los titulares de las reseñas publicadas en la prensa nacional. Prueba de ello, el título de la crónica publicada en el Diario vasco por Julio Diaz de Alda :  « ‘Bucaré’ encandiló a Illumbe ». El periodista relata como sigue el extraordinario encierro presentado por la familia Buendía :

Ayer los novillos se comieron con patatas a los de luces. Una novillada con un balance de dos orejas no es nada del otro jueves. Es, por supuesto, el reflejo de una tarde entretenida -como realmente lo fue- pero como esas hay muchas. Lo que no es habitual es que cinco reses seguidas encandilen al público de tal manera que no pueda evitar los aplausos en el arrastre y hasta de salida, como sucedió con Regidor, quinto de la tarde -para que se cumpla el dicho de «no hay quinto malo-. A ese excelente quinto lo desorejó el gaditano Pérez Mota. Y a otro magnífico novillo, Callejero, le hizo lo propio el francés El Santo. Incluso el sexto -el peor novillo de la tarde- hubiera tenido otro final si hubiera caído en manos más expertas.

La novillada enviada por ‘Bucaré’ bien puede decirse que entró por derecho propio en la pequeña historia de Illumbe. Bien presentada, muy en el tipo, brava, noble y repetidora. De excelente juego en el caballo y con un continuo punto de picante y de peligro que obligaba a los espadas a estar muy pendientes de lo que hacían. Novillos para disfrutar, en definitiva.

Callejero-41, peleando con bravura y codicia bajo el peto en San Sebastian.

Callejero-41, peleando con bravura y codicia bajo el peto en San Sebastian. Fotografia publicada en el Diario vasco: Michelena.

Pérez Mota y el novillero francés Julien Dusseing « El Santo » cortan una oreja respectivamente a los utreros llamados Regidor-30 y Callejero-41. Las novilladas lidiadas en Madrid y en Sevilla no dan el juego esperado, pero en Zaragoza Bucaré vuelve a puntuar gracias al buen Perezoso-6 al que Pepe Moral corta una oreja. El hierro representado por Javier Buendía debuta en Arnedo con un encierro de alta nota, destacando el sensacional sexto ejemplar toreado por Juan Belda. El jienense Alberto Lamelas aprovecha la casta de sus dos oponentes para cuajar una tarde importante y salir a hombros después de pasear un apéndice de cada uno de sus « buendías ». También se luce Javier Bernal con el noble astado lidiado en cuarto lugar, obteniendo un trofeo al finalizar su actuación.

            La conquista de Francia

            Los buenos y regulares resultados cosechados en España por Bucaré llaman la atención de la afición francesa que abre las puertas de las plazas de toros de hexágono al hierro sevillano a lo largo de la temporada 2008. Javier Buendía debuta en Francia con dos novilladas de nota, en Ceret el 13 de julio y , apenas nueve días después, en Mont de Marsan. Ambos festejos se saldan con el éxito de la joven vacada andaluza, siendo premiado con la vuelta al ruedo un extraordinario novillo cuajado por Antonio Nazaré en la torista plaza de Céret. Corsito-59, lidiado en primer lugar, es un torrente de casta. Si pierde los premios con los aceros, el diestro sevillano vuelve a cuajar a un buen ejemplar cárdeno oscuro llamado Pellejero-39 y marcado con el número del que pasea un apéndice. En la plaza de toros del Plumaçon, Bucaré repite el triunfo cosechado en Ceret menos de diez días antes con el excelente Toronjito-12 al que Juan Luis Rodriguez desoreja.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

            Dos buenas novilladas completan una excelente camada, la última que vería Javier Buendía antes de vender junto con sus cinco hermanas la ganadería al matador de toros colmenareño Carlos Aragón Cancela. En Madrid, Malospelos-38 y Lobito-6 destacan por su buena condición, ésta desaprovechada por Javier Bernal y por Andrés Gonzalez, mientras Verdón-33 permite al entonces novillero francés Roman Pérez pasear un trofeo por el ruedo de la Maestranza de Sevilla. Durante esta temporada, Bucaré cambia de propietarios y se anuncia Flor de Jara, debutando con una novillada sin caballos el 27 de julio en Carrascosa del Campo, abriendo plaza el eral llamado Ventanero-40, primer ejemplar lidiado a nombre de Flor de Jara. El inicio de la aventura ganadera emprendida por Carlos Aragón Cancela no puede resultar más ilusionante: en efecto, el novillo Lengualarga-59 protagoniza una pelea inmejorable y el público llega a pedir con fuerza su indulto.

La feliz oportunidad

P1210239

Aparecen los cárdenos en la sierra colmenareña del Canto de los Palancares.

            En 2008, una sorprendente noticia llega a los oídos de Carlos Aragón Cancela : en un bar de Colmenar Viejo, un amigo suyo se entera de la posible venta de la ganadería de Bucaré. Sabedor de las excelentes campañas realizadas por el hierro sevillano durante las últimas temporadas, Carlos Aragón ve como repentinamente surge la posibilidad de cumplir un sueño : criar lo más selecto de la estirpe santacolomeña de Buendía que tanto le había apasionado hasta entonces por su personalidad y por la seriedad de su carácter. Unos días después, el 15 de febrero, viaja hasta Sevilla para reunirse con Javier Buendía, principal representante de Bucaré, y llega a un acuerdo para comprar unas seiscientas cabezas de ganado, incluidas ciento ochenta y cuatro vacas de vientre y seis sementales entre los cuales se hallaban Barrigon, Remolon-73 y su hijo Galonero 1. Tres días después, el martes 18, vuelve a Sevilla, cierra y firma el contrato con don Javier Buendía. Durante la temporada 2008, Carlos Aragon cancela trata de acondicionar las cuatrocientas sesenta hectáreas destinadas a acoger a finales de temporada la ganadería entera de Bucaré. El 25 de septiembre, llegan al Canto de los Palancares y a Zahurdon alrededor de ciento ochenta vacas de vientre acompañadas con sus crias.

Preciosa hembra de Flor de Jara en los verdes prados del Canto de los Palancares inmerso en la primavera. Al fondo, el embalse de Santillana.

Preciosa hembra de Flor de Jara en los verdes prados del Canto de los Palancares inmerso en la primavera. Al fondo, el embalse de Santillana.

Una esperanzadora carrera de fondo

DSC_0015

            En los quebrados campos del Canto de los Palancares, con la llegada de la primavera, se están cuajando los animales que defenderán próximamente los colores verde y grana de la divisa en los ruedos de Francia y de España. Daniel Aragón Gil pasea su atenta mirada por el rocoso horizonte, con una responsabilidad teñida de confianza, analizando cada unos de los movimientos y cada una de las hechuras de los animales que cría desde sus catorce años. Los resultados obtenidos últimamente animan al joven ganadero a confiar en los animales criados y seleccionados por él y por su padre. Y es que desde el año en el que se realizó la compra de Bucaré, Flor de Jara ha encadenado los triunfos en plazas importantes. Prueba de ello, las aplastantes estadísticas de la ganadería. Desde su adquisición, en apenas siete temporada, la vacada ha sumado un total de 38 vueltas a ruedos concedidas a sus ejemplares : dos toros, Rabinegro-33 en Vic-Fezensac en 2012, y Rosito-40 en Collado Villalba en 2013, tres utreros y treinta y cinco erales reciben el honor póstumo mientras, ademas de cuatro ejemplares indultados; la vida del último de ellos se perdonó el pasado 20 de septiembre en la localidad de Villaviciosa de Odon. P1210179Si los éxitos cosechados durante las primeras temporadas de la historia de Flor de Jara llevaron la innegable huella de Javier Buendía, los últimos obtenidos a lo largo de las campañas de 2014 y de 2015 son en gran medida frutos de la apuesta y de la selección llevada a cabo por Carlos Aragón Cancela. Durante el transcurso de la pasada temporada, nada menos que doce erales de los treinta y cuatro lidiados fueron premiados con la vuelta al ruedo, todos hijos de sementales aprobados en Colmenar Viejo. Ante semejantes resultados, el propietario de la vacada madrileña se siente preparado para afrontar retos de mayor responsabilidad y prepara para le temporada 2016 varias corridas de toros destinadas para ser lidiadas en plazas de primera categoría. Para entender mejor los distintos capítulos de la carrera de fondo que permitió a Flor de Jara posicionarse de esta forma de cara al 2016, resulta interesante analizar detenidamente el proceso convocado por Carlos Arangon Cancela desde hace ocho años.

Tiempos de adaptación

Seriedad del toro de Flor de Jara.

Seriedad del toro de Flor de Jara.

              En 2009, aparece la ganadería de Flor de Jara en los carteles de la temporada taurina francesa : en la localidad de Vic-Fezensac, debuta con noble ejemplar llamado Florecio-33, toreado por Javier Cortés. Primer festejo de la temporada para Flor de Jara, primer punto de inflexión en su corta existencia, primera comparecencia en el hexágono y primer éxito clamoroso con un bravo y sobresaliente ejemplar premiado con la vuelta al ruedo. Corruco-3, un toro singular dados su procedencia y su destino. Este animal había nacido en los campos Bucaré de una de las ultimas vacas herradas arriba (o sea, de pura procedencia Saltillo) y había sido trasladado hasta Colmenar Viejo antes de viajar a Francia, desarrolla un fondo aprovechado por el diestro francés Thomas Joubert « Tomasito » para firmar una faena interesante. El fallo con los aceros deja a « Tomasito » sin premio, pero Corruco-3 permite a Flor de Jara volver al año siguiente al coso francés. Ademas de este ejemplar de gran calidad, Burgalés-2, toreado por Juan Carlos Rey y Chinchoso-10, estoqueado por Javier Cortés, completan una novillada de alta nota, cantada por la afición gala. Por el comportamiento del conjunto del lote, la ganadería es galardonada por los Clubes Taurinos Paul Ricard con el Premio al mejor encierro de utreros de la temporada.

            Segundo punto de inflexión a finales de temporada. La vacada colmenareña debuta en Las Ventas con un excelente utrero llamado Regente-32. Javier Cortés, que se reencuentra con los grises del Canto de los Palancares, aprovecha su boyante condición para cuajarlo especialmente por el pitón izquierdo y pasear un merecido apéndice.

            Entre estos dos puntos de inflexión, un mercado se abre para Flor de Jara en las localidades de la periferia madrileña. Los utreros marcados con el hierro del 6 coronado pisan los alberos de San Sebastian de Los Reyes, de Cerceda, donde Paco Chaves desoreja al primero de la tarde, de Colmenar Viejo donde Daniel Cotola triunfa ante Lengualarga-23 y Mediometro-28.

Una cárdena de Flor de Jara, de hocico fino, curioseando. Detrás, el semental Toronjito-60, pendiente.

Una cárdena de Flor de Jara, de hocico fino, curioseando. Detrás, el semental Toronjito-60, pendiente.

La credibilidad que da la bravura

            En la segunda temporada de su historia, Flor de Jara vuelve a dos escenarios de primera importancia, Madrid y Vic-Fezensac, convirtiéndose éstos en unos de los feudos de la ganadería colmenareña. Golpea nuevamente en Madrid con una importante novillada a principios de temporada : el 14 de marzo, la ganadería vuelve a puntuar gracias al comportamiento de Borroso-71 y de Jaqueton-49, ovacionados en el arrastre después de ser estoqueados por José Maria Arenas. Apenas dos semanas después, Flor de Jara vuelve a Francia, esta vez para debutar en el coliseo romano de Arles, en el marco de una corrida concurso. El ejemplar llamado Matorrito-68, elegido para representar la divisa grana y verde, propicia el éxito del diestro colombiano Luis Bolivar que pasea una oreja del ejemplar cárdeno claro. Durante el mes de mayo, la temporada de Flor de jara se intensifica : Zaragoza y Vic-Fezensac celebran dos novilladas con ganado de la ganadería. El dia 16, Miguel Cuartero ve su faena ante el primero de su lote, Soguero-10, premiada con una oreja y da una vuelta al ruedo después de estoquear al buen Callejito-67. Dormilon-35, toreado en sexto lugar por el novillero Antonio Jesus Espaliu es ovacionado en el arrastre después de pelear con clase en la muleta del sevillano. En Vic-Fezensac, el utrero llamado Molestito-3, al que Esau Fernandez corta un trofeo, convence tanto a los aficionados como a la comisión taurina para acartelar a la ganadería en 2011 con una corrida de toros por primera vez en su historia.

Vacas de Flor de Jara, amparando a sus crias.

Vacas de Flor de Jara, amparando a sus crias.

2011 : Un Generoso inolvidable

            Aquella temporada 2011, Flor de Jara vuelve a puntuar en Francia, especialmente en la plaza de Vic-Fezensac, gracias al bravísimo Generoso-63 del que Ivan Garcia logra cortar un trofeo. El toro protagoniza una espectacular pelea en varas, llegando a entrar en el peto galopando hasta en cuatro ocasiones, y gana el premio al mejor toro de la corrida concurso y abre un importante mercado para la ganadería. También debuta en Bayona con una corrida de toros el hierro del 6 coronado, en agosto del 2011. El magnifico Palmeño-41, lidiado por David Mora, ofrece el éxito a su matador, que consigue cortarle una oreja. El periodista taurino francés Marc Lavie relata la lidia del Palmeño con estas lineas en Semana Grande, la revista que dirige :

David Mora supo cautivar a los espectadores, impasibles ante la lluvia de un verano en el que uno pasa mas frío que nunca : supo perfectamente expresar, canalizar, dominar, torear y acompañar la casta del tercero, un importante toro de Flor de jara.

SONY DSC

Más allá del mercado francés, donde Flor de Jara logra instalarse serenamente, la ganadería vuelve a Madrid en el prestigioso marco de San Isidro con una novillada exigente pero salpicada negativamente por la herida que Timonero-4 inflige al diestro Saul Jiménez Fortes. Ante las dificultades, el novillero Victor Barrio logra destacar y llamar la atención tal y como lo pone de relieve Juan Miguel Nuñez en su crónica :

El otro héroe de la tarde fue Víctor Barrio, que además hizo méritos más que de sobra para cortar la oreja injustamente denegada.

Apuesta fuerte la suya desde el mismo momento que pidió anunciarse con este hierro sabiendo lo que podía haber detrás de su encaste santacolomeño, que por algo lo rehusan los toreros de arriba. Barrio quiso hacer el gesto después de haber quedado el pasado año como el novillero con mejores expectativas para éste.

Así es como hay que venir a Madrid, y en San Isidro. Y aunque todavía le aguarda un segundo paseíllo en este mismo ciclo, a pesar del trago que estaba siendo lo de hoy, no volvió la cara en ningún momento, al contrario, sus dos faenas fueron una lección de coraje y valor, orgullo y pundonor, por supuesto también capacidad técnica y notables argumentos artísticos. Torería se llama eso.

A sus dos novillos los esperó de salida en el centro del ruedo. Había que tener agallas, como estaba saliendo la novillada. Al tercero le dio unos escalofriantes lances, una espaldina ligada a cuatro tafalleras de increíble ajuste, quedando prendido en el remate de la media de rodillas. No fue posible en el quinto, por la mala condición del astado, pero Barrio estuvo también « ahí ».

Esta novillada sería, hasta ahora, la última lidiada por Flor de Jara en el coso venteño. Dos meses después del paso de la ganadería por San Isidro, ésta lidia en Collado Villalba una novillada picada interesante. Aprovechada por Juan Carlos Rey, Victor Barrio y Sergio Sanchez, la novillada es un éxito total : los novilleros se reparten un total de seis orejas y salen juntos a hombros.

SONY DSC

Una temporada de altibajos

SONY DSC            La observación de los resultados obtenidos durante la temporada 2012 es particularmente interesante desde un punto de vista estratégico : en efecto, la lectura de las conclusiones permiten entender el planteamiento seguido por el ganadero colmenareño durante las siguientes temporadas. Aquella temporada 2012, la ganadería vuelve a su feudo de Vic-Fezensac con una corrida de toros : el idilio con la plaza gala se verifica el 28 de mayo gracias a dos toros de nota : el primero, Palmita-70, toreado por Antonio Barrera, destaca por su clase por ambos pitones. El diestro sevillano no acaba de cuajarlo y la faena acaba con dos espectaculares volteretas. El segundo, un extraordinario animal cárdeno llamado Rabinegro-33 lidiado en segundo lugar por el diestro francés Juan Bautista. Después de pelear con bravura en tres encuentros con el caballo, Rabinegro ofrece a su matador un excelso recorrido y una loable profundidad por el piton derecho mientras suenan los acordes de « Suspiros de España ». Juan Bautista concluye el trasteo colocando media estocada. Las mulillas arrastran a Rabinegro dando una clamorosa vuelta al ruedo y el torero natural de Arles pasea un apéndice. El resto del encierro ofrece un interesante comportamiento. Un mes después de esta primera cita de la temporada, el novillero Gomez del Pilar desoreja a un buen utrero en Collado Villalba pero una novillada particularmente descastada lidiada en Parentis marca un contratiempo en el proceso de consolidación de la vacada. A partir de esta fecha y hasta ahora, por decisión propia del ganadero, Flor de Jara no vuelve a anunciarse con un lote completo en el territorio francés.

SONY DSC

Tiempo de pruebas

Nuevo semental, aprobado por Carlos Aragon, con la 493 y su cria.

Nuevo semental, aprobado por Carlos Aragon, con la 493 y su cria.

            Las tres siguientes temporadas tomarían la forma de un periodo sensato de prueba, motivado por un lógica razón : apenas cinco años después de adquirir el hierro y la ganadería de Bucaré, Carlos Aragón Cancela empieza a verificar los resultados obtenidos por la estrategia de selección que él ha concebido y llevado a cabo durante media década. Con la cautela y la paciencia que había demostrado durante su carrera profesional como torero, Carlos Aragón opta por lidiar la gran mayoría de los hijos de nuevos sementales, aprobados por él, echados a vacas recién seleccionadas, en festejos menores celebrados en plazas de toros de la provincia madrileña. Renuncia conscientemente al prestigio que dan las plazas francesas y las de primera categoría para poder volver a lidiar en ellas después de haberse asegurado del acierto de su estrategia de selección. Collado Mediano, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Sotillo de la Adrada, Yanguas de Erasmo, Millas, Cerceda, Becerril de la Sierra, Hoyo de Pinares, Chapineria, Villalba, Valdelaguna, Hoyo de Manzanares, Turégano, Villaseca de la Sagra, Villa del Prado, Aire-sur-L’adour, Las Matas, Colmenar del Arroyo, Villar del Olmo y Villaviciosa de Odon son los escenarios en los que la vacada colmenareña se produce entre el año 2013 y el 2015. Puntualmente, participa en festejos de mayor relevancia, como el 15 de septiembre de 2013 en Logroño, o el 13 de octubre del mismo año en Arnedo.

Las ilusiones de Flor de Jara emprenden un camino hacia un ambicioso futuro.

Las ilusiones de Flor de Jara emprenden un camino hacia un ambicioso futuro.

Esperanzadores resultados

            La lectura de los resultados obtenidos durante las últimas tres temporadas son incontestables : se encadenan los triunfos de la ganadería y de los toreros que se enfrentan a los ejemplares lidiados, llegando a darse la vuelta al ruedo a doce ejemplares en 2014. Durante la campaña anterior, Flor de Jara suma éxitos, especialmente en los ruedos de la provincia de Madrid. En Collado Villalba, Manuel Escribano triunfa con Navarrito-29 y Rosito-40, este ùltimo premiado con la vuelta al ruedo. Juan Carlos rey corta una oreja de Candilejo-47, y Morenito de Aranda otra de Cuentacuentos-63. Al dia siguiente, Angel Sanchez corta en este mismo ruedo cuatro orejas a los erales de Flor de Jara. En Colmenar Viejo, Flor de Jara se alza con el premio al mejor novillo de la novillada concurso. gracias al utrero llamado Avefrio-28, hermano de madre del excelente ejemplar lidiado en Sevilla por Javier Buendia, a nombre de Bucaré en 2006. A finales del mes de agosto, Tomas Campos corta un apéndice del utrero llamado Londro-30, en Collado Mediano y, unos días después, Mario Alcalde pasea los máximos trofeos de Campiñés-28. Una nota negativa cierra la temporada con la herida sufrida en Sotillo de la Adrada por Manuel Escribano, causada por el toro Carretero-7. En Chapiñeria, el 7 de octubre, Raul Rivera y Juan Antonio Carreira obtienen tres orejas de los utreros de Flor de Jara.

Rosito-40, premiado con la Vuelta al ruedo en

Rosito-40, premiado con la vuelta al ruedo en Collado Villalba.

            Un año más tarde, Flor de jara vuelve a triunfar en Collado Villalba con un extraordinario ejemplar llamado, Rosito-40. Este permite el triunfo de Manuel Escribano, que corta los dos apéndice del importante animal. Un hermano de este ejemplar es premiado también con la vuelta al ruedo en 2015, en Valdelaguna. Marcado con el número 4, toreado y desorejado por Carlos Ochoa, el eral de Flor de Jara demuestra un inmejorable, por lo que se solicita y concede el homenaje póstumo de la vuelta al anillo. Campaña triunfal la del 2014 para Flor de Jara, llegando a premiarse un total de doce ejemplares con la vuelta al ruedo. Ibarreño-44, lidiado en Villaseca de la Sagra por Fernando Frey, Cuchillero-13 y Jaqueton-83 toreados por Angel Sanchez en Collado Villalba, Ligero-36 premiado con la vuelta al ruedo en Valdelaguna, Marisquerito-26, Greñudo-32 y Achuchon-61, que reciben los mismos honores en Villalba completan un nutrido Cuadro de honor en una temporada especialmente ilusionante.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Durante la temporada 2015, Flor de Jara confirma las buenas impresiones dejadas a lo largo de las campañas anteriores. Exceptuando la novillada lidiada en Villaseca de la Sagra, ante las cámaras de Canal plus toros, que decepciona por su falta de transmisión y de fondo, la ganaderia colmenareña obtiene notables triunfos tanto en novilladas sin picadores como en festejos picados. En Aire-sur-L’Adour, Andrés Roca Rey puntúa ante un buen Africanito-50 dentro de un concurso de ganaderías. El mismo dia, en las afueras de Madrid, en Las Matas, Alejandro Gardel, Pablo Mora y Carlos Ochoa se reparten nada menos que siete orejas. En Villalba, Rodrigo Molina se enfrenta a un excelente ejemplar toreado en sexto lugar. En Valdelaguna, Charlos Ochoa cuaja a Rosito-4, hermano del excelente cuatreño premiado con la vuelta al ruedo en Collado Villalba. El comportamiento sobresaliente del eral le permite obtener, al igual que su hermano, el premio postumo. En Villaseca de la Sagra, el peruano Andrés Roca Rey se alza en triunfador de la tarde, aprovechando inteligentemente la nobleza de Matorrito-57 y sobreponiéndose a la falta de fondo de Platanero-31 que lo hiere de gravedad en los últimos compases de la faena. Curiosamente, el primer sobrero de la tarde, Mocoso-10, se lidiaría semanas mas tardes en la localidad madrilena de Villaviciosa de Odon donde seria indultado por Angel Sanchez. Punto de culminación de una buena temporada, el indulto de Mocoso marca la conclusion de un periodo de pruebas satisfactorio para el ganadero colmenareno : en efecto, a partir de la temporada 2016, Flor de Jara debería de entrar en las ferias de primera importancia. Esperemos que coseche, en esta nueva etapa, resultados similares a los obtenidos estos últimos años.

El nuevo rumbo de Concha y Sierra

         SONY DSC         El próximo domingo 5 de abril, la histórica ganadería de Concha y Sierra iniciará una nueva andadura en el coso francés de Aignan : con un nuevo propietario a su mando, Jean-Luc Couturier, la vacada lidiará en esa fecha su primera corrida completa desde de su traslado a los llanos campos franceses de la Crau. Con una afición desmedida, Jean-Luc Couturier prepara con sumo mimo la corrida que presentará dentro de dos semanas en Aignan. Creó el primer tauródromo edificado en Francia con el objetivo de someter a los animales con frecuencia, tres veces a la semana desde hace más de un año, a un ejercicio físico pensado para proporcionarles el fondo suficiente para la expresión de su bravura en el ruedo. A escasos días de su lidia, los variopintos toros de Concha y Sierra lucen un inmejorable aspecto, prueba del mimo con el que Jean-Luc Couturier cuida a sus pupilos.

SONY DSC

SONY DSC         Con la ambición de devolver al hierro su prestigio, el nuevo propietario de la vacada ha empezado a tomar el pulso de la ganadería tentando dos camadas de eralas y lidiando varios machos. Uno de ellos, Golosino-17, destacó por su buena condición en Arles, durante la novillada concurso celebrada en apertura de la pasada feria del Arroz. Un hermano suyo, de espectacular pelaje, marcado con el número 13 del guarismo 1, ha sido tentado y aprobado recientemente por el novillero galo Andy Younes. Apoyándose en la buena labor realizar por la familia Garcia Palacios, anteriores dueños de la vacada, Jean-Luc Couturier empieza a definir las orientaciones y la estrategia de selección que llevará a cabo en los próximos años. Para ello, en este lento proceso de selección, la lidia de los toros en el contexto de la plaza de toros es una prueba fundamental y la tarde del próximo 5 de abril permitirá a Couturier medir in situ el rendimiento comportamental y genético de los animales adquiridos hace apenas dos años.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

         Los toros, en su mayoría cinqueños, preparados para lo que supone la vuelta del histórico hierro al coso de Aignan veinte años después de protagonizar un interesante espectáculo (el 16 de abril de 1995, Michel Lagravere, Pepin Liria y Adolfo de los Reyes se habían repartido un total siete orejas) serán toreados por Javier Castaño, Manuel Jesus Pérez Mota y Alberto Lamelas. Nacidos en la sierra de Huelva, fueron trasladados hasta Francia a los tres años, al no reseñarse para la novillada celebrada en Madrid. Aquel día, sus hermanos de camada (Pinguino-18, Florido-37, Manico-17, Bermellon-47, Recogedor-3 y Coscorron-41) habían cerrado un ciclo, destacando el primero de ellos, Pinguino-18 por su nobleza y su notable embestida por el pitón izquierdo. Hijos de los sementales Alconero-53 (del 2003), Artesano—52 (también de la camada del 2003) y de Rastrillo-58 (nacido en el 2004), los toros preparados para el 5 de abril en los espectaculares campos de Coste-Haute lucen una llamativa y característica variedad cromática en sus pelos. El más espectacular de ellos es, sin duda alguna, un cárdeno entrepelado herrado con el número 28, de nombre Campanillo. Sus hermanos Campanero, Granadino, Camarero, Pillado, Aceituno y Bordador acompañarán a Campanillo-28 para defender los colores de la divisa blanca y negra.

Una vuelta a Francia esperada y deseada

 

Sans titre2

Los padres de la bravura

Sementales Concha y Sierra

 

Sementales concha y sierra 2

Presente y futuro de Concha y Sierravacas de concha y sierra

Cuadro de honor contemporáneo de Concha y Sierra

Capture d’écran 2015-03-24 à 11.17.46

La economía del toro en Francia

Entre utopía y realidad: para una definición de objetivos concretos

Francia suele considerarse como un referente en lo que se refiere a gestión de su patrimonio cultural taurino. Vista desde el exterior de sus fronteras como un modelo a seguir, Francia y su cultura taurina sufre sin embargo desde 2003 una profunda crisis, engendrada en gran medida por la desastrosa quiebra de la economía mundial. El presente estudio, realizado a partir de datos concretos, desvela algunas de las claves que permiten entender por qué y cómo se ha llegado a una situación delicada y preocupante. Su finalidad : abrir pistas de reflexión con el objetivo de proteger el patrimonio cultural del que, como aficionados, hemos heredado.

Reducción del número de festejos

Durante los últimos 30 años, la temporada más importante que vivió Francia en cuanto a números de festejos celebrados (corridas de toros, corridas de rejones, novilladas) fue la del año 2003. A lo largo de aquella temporada, se celebraron 89 corridas de toros, cifra nunca alcanzada hasta entonces en el hexágono. Suponía un crecimiento próximo al 50% en un periodo de 10 años.

Temporada 1993 : 60 corridas de toros.     Temporada 2003 : 89 corridas de toros

No solamente crece el número de corridas celebradas, sino que también se multiplica por 9 el número de corridas de rejones organizadas entre 1991 y 2003.

En el año 2004, empieza lenta y sensiblemente la reducción de festejos mayores : se celebra una corrida de toros menos que en 2003 y el ámbito de las corridas de rejones pierde un 22% de festejos organizados. Las novilladas crecen ligeramente por una sencilla razón : el mercado tiende a absorber la crisis naciente y opta por sustituir corridas de toros por festejos picados.

Año tras año se sigue acentuando la crisis económica y la disminución de festejos taurinos mayores en el territorio francés sigue su curso hasta la temporada 2013. Este dramático periodo se puede resumir con los siguientes datos :

  • Entre el año 2003 y el 2013, la reducción global de festejos taurinos mayores se sitúa en torno al 25%.
  • Entre el año 2003 y el 2013, el número de corridas de toros disminuye de un 22%. En la temporada 2014, una sensible mejoría reduce esta disminución al 17%.
  • Entre el año 2003 y el 2013, el descenso del número de novilladas picadas celebradas en Francia alcanza un 26%.
  • Entre el año 2003 y el 2013, el sector más afectado por la crisis es el de los festejos de rejones : se reduce drásticamente el número de corridas de rejones del 61%.

Evolución del numero de corridas de Toros celebradas en Francia entre 1986 y 2014

Cierre de plazas

Plaza de toros de Collioure, cerrada en los últimos años después de una larga tradición taurina.

Plaza de toros de Collioure, cerrada en los últimos años después de una larga tradición taurina.

Durante los últimos 30 años, Francia ha perdido al menos 28 ciudades taurinas donde hasta entonces se celebraban festejos taurinos mayores y menores. Dado el limitado número de Ciudades taurinas, concentradas en la mitad sur del hexágono, la desaparición de las tradiciones taurinas en aquellas 28 ciudades es realmente dramática desde el punto de visto patrimonial, cultural y legal. El derecho francés autoriza la celebración de festejos taurinos exclusivamente en las localidades donde se demuestre la existencia de una tradición local ininterrumpida. Volver a abrir sus plazas de toros será, por tanto, un reto sumamente complicado en ciertos casos e imposible en otros. De hecho, muchas de esas ciudades ya no tienen plaza de toros.

Sin lugar a dudas, el crecimiento de las grandes ferias francesas durante estos 30 últimos años tuvo tendencia a poner de relieve la buena salud de un número reducido de plazas de toros pero también tapó la sangría importante que sufría el patrimonio cultural taurino francés al perder terreno en más de 28 ciudades.

El análisis concreto de la desaparición de la tradición taurina en aquellas ciudades desvela algunas de las claves que permiten entender cómo y por qué ocurrió. Gran parte de las plazas cerradas a finales de la segunda mitad del siglo XX estaban ubicadas en las zonas costeras del sureste y del suroeste. Al mismo tiempo que se cerraron varias plazas de toros en Cataluña, desaparecieron los festejos taurinos hasta entonces organizados en los cosos de la costa del mediterráneo. ¿Por qué se acabaron cerrando aquellas plazas? Principalmente por dos razones: en primer lugar porque los festejos organizados no supieron conservar su atractivo y porque se menospreció la calidad de los mismos, aprovechando la afluencia turística del verano. En segundo lugar, porque la cultura taurina no consiguió arraigarse con fuerza en las localidades mencionadas. La gran mayoría de las plazas de toros que a partir de entonces siguieron dando festejos fueron aquellas que presentaban un profundo arraigo en la cultura taurina : las plazas de toros cercanas a la zona de la Camarga, donde se cría desde siempre el toro de raza camargués, y los cosos situados en territorios que conservaban la tradición de las corridas landesas lograron mantenerse y desarrollar su actividad.

En la actualidad, varias plazas de toros francesas de menor importancia están afrontando la crisis económica y cultural a duras penas. Muchas veces atacadas por los antitaurinos radicales, precisamente por ser las más débiles, esas plazas de toros necesitan urgentemente una protección para evitar que la cultura taurina se siga amorcillando.

Además de esta importante pérdida de ciudades taurinas, han desaparecido durante la segunda mitad del siglo XX los espectáculos taurinos itinerantes. Estos espectáculos menores participaron de forma activa en la promoción de la cultura taurina en pueblos y ciudades del hexágono, principalmente en los años 50 y 60. Permitían el aprendizaje de los jóvenes toreros franceses y españoles y abrían un mercado secundario para las ganaderías nacionales. Ciudades como Marseille, Luchon, Pamiers, Gabarret, Aubagne, Tarbes, Vallauris, Saint-Gaudens, Fos-sur-Mer, Autun, Sète, Marignane o un caso más sorprendente como es la famosísima Cannes, pudieron disfrutar de la celebración de festejos taurinos en aquella época (novilladas picadas y festivales), gracias a personas como Fernand Gidde o Camille Paulard, empresarios que se dedicaron, entre otras cosas, a trasladar la cultura taurina por todo el territorio francés.

Asistencia de público

Fervor del publico francés en la plaza de toros de Nîmes a principios del siglo XX. Fotografia : Gaston Bouzanquet.

Fervor del publico francés en la plaza de toros de Nîmes a principios del siglo XX. Fotografia : Gaston Bouzanquet.

Sólo hace falta observar fotografías realizadas durante todo el siglo XX, para comprobar el fervor que despertaban entonces las corridas de toros. Si bien es cierto que el número de festejos taurinos celebrados era menor, las plazas de toros se llenaban y hacían rentables su organización. Más allá de algunas ferias en concreto (Céret, Dax, Vic-Fezensac o Nîmes, ésta en menor medida) la mayoría de las plazas de toros francesas sufren actualmente de la limitada asistencia del público.

A partir de los datos publicados por Marc Lavie en su revista Semana Grande, hemos podido hacer una estimación optimista de la asistencia del público a las corridas de toros y a las novilladas celebradas durante la temporada 2014 en Francia.

Se estima la asistencia de 324 000 personas a las corridas de toros celebradas en Francia durante la temporada 2014. En cuanto a las novilladas con picadores, la asistencia de público se aproxima a los 60 000 espectadores, para un total de 33 novilladas picadas.

A

A

¿Une recuperación esperanzadora?

Evolución del numero de festejos taurinos celebrados en Francia entre 2012 y 2014.

Evolución del numero de festejos taurinos celebrados en Francia entre 2012 y 2014.

Durante la temporada 2014, pudimos comprobar un ligero incremento del número de festejos taurinos celebrados, generado por la organización de cinco corridas de toros más que durante el año 2013. Se calcula un aumento del 6% con respecto al año 2013. Si el dato es un motivo de satisfacción, debe considerarse desde cierta distancia crítica : el empeoramiento de la situación económica del país, la ausencia de crecimiento, el importante incremento del paro y la política de reducción del deficit llevada a cabo a todos los niveles del estado tienden a minorar las ilusiones que puedan generar estos datos. En efecto, en el año 2014 el número de novilladas picadas y de festejos de rejones organizados en el hexágono volvió a reducirse, sensiblemente por cierto. Las previsiones que se pueden hacer en este momento no son especialmente esperanzadoras : varias plazas de toros han anunciado una reducción del número de festejos que organizarán a lo largo de la temporada 2015. Nîmes pierde dos corridas de toros, Palavas reduce su feria a una sola corrida (hasta ahora celebraba al menos dos corridas de toros), y Beaucaire sustituye la corrida de toros que solía organizar por una única novillada picada. Una sola excepción : Istres añade una corrida de toros con acento francés a su cartelería. Con capacidad para acoger a 3000 personas, la plaza de toros de Istres ambicionaría optimizar la rentabilidad de su feria de junio.

Uno de los datos que, sin embargo, es esperanzador es la reapertura de varias plazas de toros como Frejus y Fourques para la celebración de novilladas sin picadores a lo largo de la temporada 2014. Uno de los grandes retos que habrá que lograr en los próximos años consistirá en afianzar la cultura taurina en aquellas ciudades en las que peligra su perpetuación.

Julien Aubert

Six taureaux et six encastes pour un défi

Bojon-6, né en 2010, d'Hubert Yonnet

Bojon-6, né en 2010, d’Hubert Yonnet

Endiosado-1, de Domingo Hernandez, né en Mars 2010.

Endiosado-1, de Domingo Hernandez, né en Mars 2010.

Hechicero-5, de Domingo Hernandez, né en Mars 2010.

Hechicero-5, de Domingo Hernandez, né en Mars 2010.

Despistado-121, de Garcigrande, né en Décembre 2009.

Despistado-121, de Garcigrande, né en Décembre 2009.

Trianero-81 de La Quinta, né en Novembre 2009

Trianero-81 de La Quinta, né en Novembre 2009

Avidorito-64, d'Adolfo Martin né en Février 2009.

Avidorito-64, d’Adolfo Martin né en Février 2009.

Navajito-44, de San Mateo, né en Mars 2010

Navajito-44, de San Mateo, né en Mars 2010

Comisario-87 du Puerto de San Lorenzo, né en Septembre 2009.

Comisario-87 du Puerto de San Lorenzo, né en Septembre 2009.

 

Six novillos pour un Prix.

Vendredi prochain, les arènes d’Arles accueilleront un spectacle peu commun : si de nombreuses corridas concours ont été organisées ces dernières années dans les arènes de France, rares sont les novilladas qui ont permis à l’aficionado de mesurer la bravoure de novillos de divers élevages. Saint Perdon avait organisé en 2013, à Mont de Marsan, une novillada concours qui surprit tant par la qualité des novillos présentés par chaque éleveur que par l’affluence du public qui, ce jour là, était venu nombreux dans les arènes montoises. Un évènement organisé avec soin, bon goût et aficion.

Les arènes d’Arles proposent cette année une formule similaire. Sont réunis à l’affiche trois élevages espagnols (Villamarta, Coquilla de Sanchez Arjona et Torrestrella) et trois français (Concha y sierra, dont est propriétaire Jean-Luc Couturier, Pagés-Mailhan et Bruno Blohorn) pour être combattus par trois novilleros qui, durant cette temporada, ont attiré l’attention de l’aficionado français, en particulier David de Miranda qui avait obtenu un intéressant succès dans les arènes de Tarascon.

Des quatre exemplaires que nous avons pu voir, ceux de Villamarta et de Concha y Sierra sont remarquables de par la cohérence de leur morphologie. Bas, fins et harmonieux, Cumplido-19 de Villamarta et Golosino-17 défendront, nous l’espérons, avec brio les couleurs de leur élevage respectif. Complètent l’affiche un exemplaire d’origine Coquilla, portant le fer de Coquilla de Sanchez Arjona : Jubiloso-65, dont nous présentons la mère. Un frère de ce novillo a donné un excellent jeu dans les arènes de Villarino de los Aires pour Juan Antonio Pérez Pinto. Par ailleurs, Troledo-56 défendra les couleurs de Torrestrella, Vridi-6 celle de l’élevage de Bruno Blohorn et Bailairin celle de la ganaderia arlésienne de Pagés-Mailhan

Nous présentons ci-dessous l’ensemble des novillos sélectionnés pour ce concours alléchant.

Golosina-17, fils d'Alconero-53 et de Golosina-426.

Golosina-17 de Concha y Sierra, fils d’Alconero-53 et de Golosina-426.

Jubiloso-65, de Coquilla de Sanchez Arjona. Né en avril 2011

Jubiloso-65, de Coquilla de Sanchez Arjona. Né en avril 2011.

Jubilosa-146, mère du novillo que présentera l'élevage Coquilla de Sanchez Arjona dans les arènes d'Arles.

Jubilosa-146, mère du novillo que présentera l’élevage Coquilla de Sanchez Arjona dans les arènes d’Arles.

Troledo-56 de Torrestrella, né en Décembre 2010.

Troledo-56 de Torrestrella, né en Décembre 2010.

Le splendide Cumplido-19 de Villamarta. Né en mai 2011.

Le splendide Cumplido-19 de Villamarta. Né en mai 2011.

Le soleil de la Belugue s’en est allé

 

Le soleil se couche sur la Bélugue

Le soleil se couche sur la Bélugue

    Lundi dernier, le soleil de La Belugue, chère à la famille Yonnet depuis la fin de la seconde guerre mondiale, s’en est allé. Il a laissé ses pâturages marécageux orphelins, plongés dans une obscurité gonflée de tristesse et de mélancolie. Hubert Yonnet a parcouru une dernière fois le chemin imaginaire qui longe les enclos des mâles pour rejoindre les cieux.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

    Avec la regrettable disparition d’Hubert Yonnet, c’est toute une page de l’histoire d’une Camargue attachée à ses traditions qui se tourne. Nous avons souligné à plusieurs reprises ici la brillante carrière taurine que ce dernier mena, tant à la direction des arènes d’Arles, comme à la tête de l’élevage familial. Apoderado de plusieurs matadors français, il géra par exemple les carrières de Denis Loré et de Stéphane Fernandez Meca, Hubert Yonnet s’est aussi impliqué durant de longues années dans la préservation des traditions camarguaises en représentant par exemple la Confrérie des gardians de Camargue. Néanmoins, l’histoire a jusqu’à aujourd’hui omis le quotidien d’un homme tout aussi bon que discret. Bien heureusement, un talentueux photographe provençal du début du XXe siècle s’est intéressé aux traditions de Camargue et il nous a livré de formidables documents iconographiques qui nous permettent aujourd’hui de mieux imaginer ce que fut la vie d’un homme attaché à sa terre, à son identité et à son héritage familial. Les photographies de Carle Naudot viendront ici illustrer cet hommage que nous rendons à Hubert Yonnet.

Hubert Yonnet. Photographie de Carle Naudot.

Hubert Yonnet. Photographie de Carle Naudot.

    Une chaude après-midi de Juin, il y a aujourd’hui deux ans, j’avais eu la chance de partager une longue conversation avec Hubert Yonnet. Entre les épais murs de pierre calcaire de la bâtisse, sur les terres de La Belugue, à l’abri des chaleurs que l’été répand sur les sansouïres desséchés, Hubert avait parcouru près de 80 années de vie et il m’avait livré un témoignage poignant publié dans le numéro 17 des Cuadernos de Tauromaquia.

Joseph Yonnet, grand-père d'Hubert

Joseph Yonnet, grand-père d’Hubert

  Assis dans un fauteuil bas, Hubert Yonnet s’était livré lentement et il m’avait offert un récit de sa jeunesse que je n’oublierai jamais. « La famille Yonnet, m’avait-il expliqué, était originaire de Bretagne. Quand, aux alentours de 1850, mes aïeux prirent la décision de migrer vers le sud de la France, ils s’arrêtèrent non loin de Valence où ils résidèrent quelques temps. Puis il se dirigèrent en Crau, au pied des Alpilles. Là, ils vécurent à quelques pas du mas d’Icard, qui appartenait alors au Comte Saint Clair de Laborde-Caumont. Ils travaillèrent la terre, car à cette époque des parcelles de terre étaient confiées aux paysans pour qu’elles fussent cultivées. C’était donc tout une grande famille qui s’était installée en Provence, comprenant hommes, femmes et enfants. On m’a toujours raconté que les hommes travaillaient aux champs et que tous les enfants attendaient sur une table en bois, jusqu’à ce que leurs pères rentrent du labeur. Une femme les surveillait et leur donnait la tétée. A cette époque, il se disait que le premier qui pleurait était toujours le premier à téter ».

Hubert Yonnet, au centre, jouant avec Jacques Espelly et Marcel Mailhan.

Hubert Yonnet, au centre, jouant avec Jacques Espelly et Marcel Mailhan. Photographie de Carles Naudot.

Vaches croisées de Yonnet au Mas de l'Esquimau. Photographie de Carles Naudot.

Vaches croisées de Yonnet au Mas de l’Esquinau. Photographie de Carles Naudot.

    La famille Yonnet occupait une bâtisse adossée à la propriété sur laquelle paissait la manade de Laborde-Caumont. De cette proximité avec la manade voisine dans laquelle il travaillait comme vacher surgit la passion que Joseph Yonnet, grand-père d’Hubert, éprouva pour le taureau. En 1859, Joseph prit la décision d’acquérir le cheptel de Laborde-Caumont et, avec sa famille, il installa l’élevage de l’autre côté du Rhône, au mas de l’Esquinau. Là, Joseph Yonnet réalisa ses premiers croisements avec le bétail espagnol, et plus précisément avec des vaches navarraises rescapées des spectacles taurins célébrés dans les arènes de Nîmes qu’il fit couvrir par un taureau de race Camargue : on retrouve d’ailleurs une photographie prise par Carle Naudot sur laquelle apparaît un taureau camarguais couvrant des vaches navarraises. S’il est impossible d’identifier avec certitude la manade en question, il est intéressant de vérifier quel fut le processus de croisement suivi par éleveurs de taureaux en Camargue durant la deuxième moitié du XIXe siècle. A la mort de Joseph Yonnet, ses deux fils Christophe (père d’Hubert) et Valentin prirent en charge la destinée de l’élevage familial.

Taureau camarguais couvrant des vaches braves en Camargue. Photographie de Carles Naudot.

Taureau camarguais couvrant des vaches braves en Camargue. Photographie de Carles Naudot.

Bétail croisé de Yonnet au Mas de l'Esquinau. Photographie de Carles Naudot.

Bétail croisé de Yonnet au Mas de l’Esquinau. Photographie de Carles Naudot.

    Le salon de la Belugue, plongé dans l’obscurité naissante de la nuit, est le théâtre de confidences intimes, celles d’un homme sensible et passionné, qui vécut au-travers et pour le taureau durant toute sa vie. Hubert Yonnet poursuit le récit de ses mémoires :

Hubert Yonnet réalisant les faenas de campo à l'Esquinau. Photographie de Carles Naudot.

Hubert Yonnet réalisant les faenas de campo à l’Esquinau. Photographie de Carles Naudot.

  « Durant la seconde guerre mondiale, tous les éleveurs avaient réuni leurs taureaux dans le bois des Rièges, situé non loin de l’étang du Vaccarès. Un chemin de terre traversait l’étang et il permettait l’accès à cet espace protégé et isolé dans lequel cohabitèrent des animaux de pure race Camargue, des animaux croisés et des taureaux de caste. Evidemment, les croisements qui s’opérèrent là-bas ne furent pas contrôlés et, quand les manadiers récupérèrent leurs animaux, on ne sut jamais ce qui s’était réellement passé sur cette terre de paix. Les taureaux croisés se disséminèrent alors dans de nombreuses manades de la région. Durant la guerre, les allemands nous tuèrent plus de cent têtes de bétail. Je me souviens du jour où j’ai obtenu le certificat d’études : j’avais alors quinze ans. Ce jour là, les allemands entrèrent en Arles. Ils envahissaient en 1942 la zone libre, en réponse au débarquement des alliés en Afrique. Ce jour-là, après m’avoir récupéré au centre où je venais de passer l’examen du certificat d’études, mon père ne me conduisit pas à la maison. Nous sommes allés ensemble au Mas de l’Esquinau, terres sur lesquelles paissaient les taureaux camarguais et croisés de notre manade. Là, au beau milieu des champs, il me dit que j’allais désormais me consacrer à la gestion de l’élevage. Il ajouta que, dorénavant, il ne me parlerait plus en français. Le provençal serait, jusqu’à la fin de ses jours, notre langue. Quand je l’ai entendu parler français, je compris que l’heure de l’adieu était arrivée ».

Ce diaporama nécessite JavaScript.

    Encore adolescent, Hubert Yonnet se voyait confier la responsabilité d’un élevage aujourd’hui considéré par tous les aficionados français comme étant emblématique. Durant plus de soixante-dix ans, Hubert sut adapter son élevage aux exigences du public : il y parvint avec succès et la ganadería acquit un indéniable prestige. L’aficion française n’oubliera jamais la discrétion, l’humilité et l’héritage laissé par l’homme attachant qui, lundi, nous a quittés.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

El éxodo francés

El éxodo francés

¿Hacia nuevos horizontes o eternos precipicios?

Un ejemplar de Concha y Sierra recién llegado a Francia

Manico-33, un ejemplar de Concha y Sierra recién llegado a Francia. En las próximas semanas, cubrirá las vacas de dicho hierro.

Una vaca de Concha y Sierra, comprada por Jean-Luc Couturier, pastando en Francia

Una vaca de Concha y Sierra, comprada por Jean-Luc Couturier, pastando en Francia

Llegado el frío invernal sobre las tierras de Castilla, emergen las primeras dudas y las polémicas de las que se nutre el invierno. Cuando los taurinos y los aficionados se reúnen al pie de las chimeneas, empiezan a elaborarse las respuestas a dichas polémicas. Algunas tienen más fundamento que otras, algunas son puras especulaciones, otras son verdades calladas, pero todas participan en la vida taurina que anima la comunidad aficionada. Entre las principales preocupaciones de los taurinos está el tema de las ganaderías. Los últimos años estuvieron marcados por una importantísima hemorragia en las ganaderías, debida a la cruel crisis económica que castigó la economía mundial y más concretamente las economías que habían edificado su desarrollo en un sistema frágil. Como bien sabemos, España estuvo condenada a replantearse el modelo estructural en el que sustentaba su economía y, como es lógico, el mundo del ocio estuvo afectado por aquella reestructuración. El mundo del toro, a pesar de su específica ceguera, no se salvó de esa metamorfosis forzada. Muchas de las ganaderías de toros bravos tuvieron que reducir su número de cabezas de ganado, muchas de ellas matando una cantidad importante de toros a puerta cerrada, otras muchas tuvieron que mandar todo el núcleo reproductor al matadero (ahí está la ganadería de Mariano Cifuentes, por ejemplo), y algunas se resolvieron a optar por la venta de la vacada o, en algunos caso, del hierro y de las fincas. Por ejemplo, la ganadería del Marqués de Quintanar se hizo con lo que quedaba de ganado en la histórica finca de Los derramaderos. Una parta ya había emigrado a Francia, pero estuvo condenada a ir al matadero por problemas de sanidad. Otras de las ganaderías que acaba de cambiar de propietario es la de Carmen Segovia que se vendió a Antonio San Román, cuyas reses de procedencia Torrestrella pastan en tierras segovianas.

Eral de Camino de Santiago

Eral de Camino de Santiago

Sin embargo, existe un movimiento latente, menos visible, que establece una comunicación entre España con Francia y abre para la primera un nuevo mercado : vender cabezas de ganado a otros ganaderos que no compiten directamente con esas ganaderías vendedoras es una solución que se presenta, por lo menos temporalmente, para aquellas casas que necesitan encontrar alguna forma para hacer que su negocio sea rentable. Durante los últimos años, muchas fueron las cabezas de ganado que llegaron a Francia. Si permitió por un lado a los españoles vender el ganado sobrante, cierto es también que los ganaderos franceses aprovecharon la oportunidad que se presentaba para renovar la casta con la que trabajar. Examinemos un instante estos movimientos, semejantes a un masivo y más o menos callado éxodo del caudal de bravura española hacia tierras francesas.

La gran oportunidad 

Muchos de los ganaderos franceses aprovecharon la apertura del mercado español para comprar a las ganaderías por las que se interesaban vacas y / o sementales. Veamos aquí los casos más relevantes y observemos cuál es el panorama ganadero francés actual.

Vacas de La Gloria adquiridas por Patrick Laugier

Vacas de La Gloria adquiridas por Patrick Laugier

La recién creada Sierra Borja, procedente de la vacada albaceteña de Daniel Ruiz, se disolvió al poco tiempo y sus vacas fueron vendidas en parte a algunos ganaderos franceses : Gilles Vangelisti y su hijo Matthieu (ganadería San Sebastián) y Patrick Laugier (propietario de la ganadería llamada de Dos Hermanas) adquirieron un lote importante de hembras marcadas con el hierro que fue propiedad de Rafael Muñoz Muñoz. El mismo Patrick Laugier había comprado en el año 2005 un lote de cincuenta hembra al ganadero salmantino Javier Sánchez Arjona que, tras otra venta de vacas a otros ganaderos franceses, Damien Donzala y Frederic Donnedieu de Vabres, se deshizo de la mitad del núcleo reproductor de su vacada de procedencia Domecq. Mas tarde, con Luc Jalabert, Laugier adquirió la mitad de la ganadería de La Gloria, procedentes de la vacada de Daniel Ruiz..

Otra hembra seria marcada con la LG de La Gloria.

Otra hembra seria marcada con la LG de La Gloria.

Muchas ganaderías galas adquirieron hembras a Miranda de Pericalvo tras mandar al matadero las cabezas de ganado que tenían hasta entonces. Es el caso de Cuillé, que eliminó todo lo procedente de Ana Isabel Vicente para dedicarse a la cría de un toro más « comercial », por decirlo de alguna forma. Es también el caso del transportista y ganadero Roland Durand, que adquirió una punta de vacas a la ganadería antes mencionada, conservando una parte reducida de procedencia murube.

El hijo de la antigua rejoneador Marie-Pierre Callet, Pierre-Henry Callet, apartando novillos de su ganadería, Malaga, antes de la llegada de las reses de Domingo Hernandez.

El hijo de la antigua rejoneadora Marie-Pierre Callet, Pierre-Henry Callet, apartando novillos de su ganadería, Malaga, antes de la llegada de las reses de Domingo Hernandez.

Más sorprendente es el caso de Domingo Hernández que vendió a una ganadera, ex-rejoneadora, Marie-Pierre Callet y a su hijo Pierre-Henry, un lote de hembras cubiertas en parte por el toro Pasión al que indultó Julián López « El Juli » en la temporada 2011 en el anfiteatro romano de Arles. Más sorprendente también resulta conocer que Domingo Hernández y su hijo estuvieron a punto de vender el hierro que lleva nombre del patriarca al recién y famoso ganadero, Jean-Luc Couturier. Cuenta este último que, al día siguiente de comprar todas las cabezas de ganado reunidas el legendario hierro del Cura de Valverde, entabló conversaciones con los célebres ganaderos para adquirir la vacada de Domingo Hernández. Hasta se había alcanzado un acuerdo, además de la vertiente económica, en el que se estipulaba que Justo Hernandez asesoraría al hombre de negocios francés durante los cinco primeros años. Sin embargo, tras consultarlo con sus hijos, Jean-Luc Couturier optó por dejar pasar la oportunidad puesto que no estaba preparado para afrontar lo que significaba lidiar en un número importante de ferias, según relata desde su finca francesa.

La corriente de Salvador Domecq  

SONY DSC

Hembras de Lagunajanda, compradas junto con un semental de la misma ganaderia durante el verano del 2013 por Jean-Louis Darré, propietario del hierro de Camino de Santiago.

Dudoso-29, semental de Lagunajanda comprado por Jean-Louis Darré

Dudoso-29, semental de Lagunajanda comprado por Jean-Louis Darré

Sin que se supiera mas allá de los Pirineos, muchos de los ganaderos franceses se orientaron hacia un toro específico : el de la rama de Salvador Domecq, conocida por ser una de las principales fuentes de bravura en la época contemporánea. Ya dijimos que Couturier había adquirido nueve toros que estarán padreando en los próximos meses en diversas ganaderías galas. Otros ganaderos optaron también por dicha rama. Es el caso por ejemplo del propietario del hierro de Camino de Santiago, Jean-Louis Darré, afincado en tierras del suroeste. A finales de julio del 2013 trajo a las estribaciones de los montes del Gers un lote   de hembras acompañado por un semental de Lagunajanda llamado Dudoso-29. Sin lugar a dudas, las vacas adquiridas destacan por su tremenda seriedad. La elección de Jean-Louis Darré estuvo motivada por las justas presencia y fuerza que transmitían sus vacas de Santafé Marton.

El semental Guardamontes, nacido en la ganadería del Conde de Mayalde, adquirido por Jean-Louis Darré.

El semental Guardamontes, nacido en la ganadería del Conde de Mayalde, adquirido por Jean-Louis Darré.

Ya había comprado al Conde de Mayalde un semental llamado Guardamonte, procedente de la rama El Ventorillo en el 2011, con la intención de refrescar su ganadería. Con la compra realizada en 2013 a la ganadería de Lagunajanda, Jean-Louis Darré espera poder solucionar los problemas que venía encontrando en los últimos años.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Otra familia ganadera francesa, la de Casanueva perteneciente a la familia Bats, acaba de incorporar a su vacada un lote de hembras y un semental de El Torreón, con marcada influencia de la rama de Salvador Domecq. Sus vacas llevan un capital genético impresionante y con esta base el joven criador Guillaume Bats pretende crear un toro de calidad para poder afianzar su presencia en los cosos de primera línea del suroeste.

Ambición y afición al servicio de una recuperación 

Jean-Luc Couturier, nuevo propietario de Concha y Sierra y de Cura de Valverde

Jean-Luc Couturier, nuevo propietario de Concha y Sierra y de Cura de Valverde

Quizás el caso más famoso sea el de Jean-Luc Couturier, un importante hombre de negocios francés que, al jubilarse, quiso realizar uno de sus caprichos. En los años 90, tras ver una corrida de toros del Cura de Valverde en la plaza de toros torista de Alés, se enamoró del toros que criaban los propietarios de dicho hierro. Contando con la amistad de otro ganadero francés, Alain Tardieu, Jean-Luc Couturier cultivó su afición durante más de veinte años compartiendo experiencias camperas con su amigo. Cuando se jubiló, después de una brillantísima carrera profesional, decidió Couturier comprar la histórica ganadería del Cura de Valverde para intentar recuperarla, dado que ésta estaba en un estado sanitario pésimo. En efecto, un consanguinidad muy alta afectaba al ganado, a pesar de los intentos de recuperación que habían hecho sus anteriores propietarios. Al cabo de unas negociaciones que no fueron faciles según lo que relata el actual dueño de la vacada, éste trajo todas las cabezas de ganado a Francia e instaló su ganadería entre el valle de las Alpilles y los Coussouls  de Crau, una vez acondicionados los múltiples cercados que hoy en día organizan la vida en la finca de la familia Couturier.

Nueva plaza de tienta de la ganadería Valverde

Nueva plaza de tienta de la ganadería Valverde

La primera cosa que hizo el nuevo ganadero fue retentar la totalidad de las madres de la ganaderías, de las cuales desechó el 40% para conservar unas 50 hembras. Viendo como se quedaba con muy poco ganado con el que reconstruir las bases de la ganadería, decidió buscar alguna fuente a partir de la cual iba a poder refrescar la sangre adquirida con el hierro de Valverde. Fue entonces cuando compró treinta vacas aprobadas, todas extremadamente serias, al Conde de la Corte. Con las cincuenta vacas de Valverde que se salvaron tras la rigurosa retienta, Couturier compuso dos lotes a las cuales echó su respectivo semental.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

En lo que se refiere a los padres condesos de la bravura de Valverde, el nuevo ganadero optó por una solución radical : al no tener datos acerca de los criterios de selección de los últimos responsables de la ganadería de Valverde, quiso seleccionar con su propio criterio los toros que iban a padrear. Uno de los sementales de Valverde se mató al poco tiempo después de llegar de las tierras salmantinas. El segundo de los sementales era un cinqueño que no había sido tentado y que había cubierto las hembras durante dos temporadas. Al no poder comprobar la calidad del toro, Couturier lo incluyó en el lote que se lidió en Châteaurenard  durante la temporada 2012. Solamente fue salvado y aprobado uno de los toros que quedaba de la corrida lidiada este año en Beaucaire. Padreará durante los próximos meses y sus productos se verán dentro de dos años.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Para no perder tiempo, Jean-Luc Couturier buscó más sementales que pudieran refrescar la ganadería, aportar fortaleza y casta, trapío y seriedad. Por ello, trajo de Vejer de la Frontera nada menos que nueve cuatreños de El Torero, de los cuales cuatro se aprobaron y los demás se vendieron a otros ganaderos de la zona. Uno de ellos lleva el llamativo nombre de Lloron, recordando así  uno de los sementales que Juan Pedro Domecq y Nunez de Villavicencio había comprado de becerro a Agustin Mendoza, Conde de la Corte, al fundar su ganadería. Otro toro, esta vez de Albarreal, participará en la reconstrucción de la ganadería de Valverde en los próximos años. Cabe esperar comprobar si ligan los sementales seleccionados por el nuevo criador. Los años nos irán dando informaciones. Mientras tanto, se está preparando una corrida de toros seria y bonita, que podría lidiarse en Francia durante el transcurso de la temporada 2014. Alguno de los toros podría participar en una corrida concurso.

La audacia y su recompensa : la nueva aventura de los vazqueños de Concha y Sierra

Machos de Concha y Sierra, para la temporada 2014.

Machos de Concha y Sierra, para la temporada 2014.

Sementales de Concha y Sierra, simiente de la bravura de la ganadería comprada por Couturier.

Sementales de Concha y Sierra, simiente de la bravura de la ganadería comprada por Couturier. Halconero (izquierda) y Mercenario-22 (derecha).

Una vez comprada la ganadería de Valverde, Jean-Luc Couturier siguió su periplo taurino por tierras andaluzas en busca de sementales que pudieran servir para reconstruir dicha vacada. Fue entonces cuando se puso en contacto con la familia García Palacios, dueña del legendario hierro de Concha y Sierra. Cuando uno los representantes de la ganadería afincada en la sierra de Aracena le propuso a Jean-Luc comprar el hierro de Albarreal, éste le contestó, contundente y audaz, que lo que quería comprar era el hierro de Concha y Sierra. Cuando le contestó el que todavía dirigía la ganadería que ésta no tenia precio, replicó Couturier que ése no era el problema. Sin embargo, la familia Garcia Palacios estaba poco dispuesta a vender el fruto de muchos años de trabajo

Curiosa imagen de un toro vazqueno de Concha y Sierra

Curiosa imagen de un toro vazqueno de Concha y Sierra

El hombre de negocios francés relata el desarrollo de las negociaciones, sentado un ancho sofa del salón de la finca. Se escuchan sevillanas rocieras, como música de fondo en el salón. Añade Jean-Luc lo siguiente : « Propuse un precio y encendí un puro, de esos grandes. Le dije a mi interlocutor que cuando se acababa el puro me iba. Tras consultarlo con su familia, llegamos a un acuerdo económico. Traje a Francia la totalidad de las vacas de vientre con sus crías, unos añojos para erales, dos sementales. Los novillos quedaron en posesión de la  familia García Palacios hasta finalizar la temporada. Entonces me llevé los últimos machos que quedaban y que no se habían lidiado. De hecho, los seis novillos que quedaron los estoy preparando para lidiarlos en corrida de toros durante la temporada 2013. Conservaré la ganadería de Concha y Sierra tal y como la llevaron sus antiguos propietarios y no la mezclaré con ningún otro encaste. Ya se experimentaron cruces (1981) cuando poseía la ganadería Miguel Baez « Litri » y los resultados no fueron satisfactorios. De hecho, los hijos nacidos del cruce se vendieron y se eliminaron hace ya tiempo ».

Ce diaporama nécessite JavaScript.

El viejo semental Puntillero-20, hijo del Famoso Chivito-31, terminará su vida en Francia

El viejo semental Puntillero-20, hijo del Famoso Chivito-31, terminará su vida en Francia

   A partir de ahora padrearán tres de los sementales que se trajeron desde Andalucía. El primero, el contrastado y espléndido Puntillero-20. Hijo del gran Chivito-31 que permitió la reconstrucción de Concha y Sierra, Puntillero-20 es hermano de otro semental que cubrió en la ganadería cuando todavía estaba en manos de la familia Garcia Palacios, Puntillero-50. Otro de los sementales, un precioso castaño indultado en las calles y llamado Mercenario 22, acompañará las hembras marcadas con las famosas C y S junto con el viejo Halconero-53 que había sido aprobado por la familia Garcia Palacios.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Una ganadería consolidada

Cuando compraron la ganaderia de Concha y Sierra a Miguel Baez Litri en 1993, la familia Garcia Palacios eliminó la totalidad de las vacas cruzadas con toros de procedencia Conde de la corte y los sementales que componian la vacada, excepto uno : Chivito-31, descendiente de un toro llamado Inspector que habia permitido la reconstrucción de la vacada. El semental Inspector era hijo de otro toro del mismo nombre, un ejemplar sardo indultado en 1963 en la plaza de toros de Algeciras.

Hemos podido encontrar fotos del tentadero del toro Inspector, por parte de los toreros Cesar Pastor y Pepe Cardeno. Se puede apreciar la capacidad del toro a humillar.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

También reproducimos aqui un documento encontrado en El ruedo en el que se cuenta el indulto del toro Inspector-3, padre del semental Inspector-20, por el torero Carlos Corbacho .

Cronica del indulto de Inspector-3, de Concha y Sierra

Cronica del indulto de Inspector-3, de Concha y Sierra

Entonces, los Garcia Palacios fueron buscando todos los descendientes del toro Inspector y a partir del Chivito, pudieron sacar un numero importante de sementales. Este toro aportó una impresionante regularidad a la ganadería ya en manos de José Luis Garcia Palacios. En cuanto a morfología, siguió pintando la ganadería con una importante policromía, hasta tal punto que sus parientes mas cercanos ser pueden apreciar con gran facilidad.