Six novillos pour un Prix.

Vendredi prochain, les arènes d’Arles accueilleront un spectacle peu commun : si de nombreuses corridas concours ont été organisées ces dernières années dans les arènes de France, rares sont les novilladas qui ont permis à l’aficionado de mesurer la bravoure de novillos de divers élevages. Saint Perdon avait organisé en 2013, à Mont de Marsan, une novillada concours qui surprit tant par la qualité des novillos présentés par chaque éleveur que par l’affluence du public qui, ce jour là, était venu nombreux dans les arènes montoises. Un évènement organisé avec soin, bon goût et aficion.

Les arènes d’Arles proposent cette année une formule similaire. Sont réunis à l’affiche trois élevages espagnols (Villamarta, Coquilla de Sanchez Arjona et Torrestrella) et trois français (Concha y sierra, dont est propriétaire Jean-Luc Couturier, Pagés-Mailhan et Bruno Blohorn) pour être combattus par trois novilleros qui, durant cette temporada, ont attiré l’attention de l’aficionado français, en particulier David de Miranda qui avait obtenu un intéressant succès dans les arènes de Tarascon.

Des quatre exemplaires que nous avons pu voir, ceux de Villamarta et de Concha y Sierra sont remarquables de par la cohérence de leur morphologie. Bas, fins et harmonieux, Cumplido-19 de Villamarta et Golosino-17 défendront, nous l’espérons, avec brio les couleurs de leur élevage respectif. Complètent l’affiche un exemplaire d’origine Coquilla, portant le fer de Coquilla de Sanchez Arjona : Jubiloso-65, dont nous présentons la mère. Un frère de ce novillo a donné un excellent jeu dans les arènes de Villarino de los Aires pour Juan Antonio Pérez Pinto. Par ailleurs, Troledo-56 défendra les couleurs de Torrestrella, Vridi-6 celle de l’élevage de Bruno Blohorn et Bailairin celle de la ganaderia arlésienne de Pagés-Mailhan

Nous présentons ci-dessous l’ensemble des novillos sélectionnés pour ce concours alléchant.

Golosina-17, fils d'Alconero-53 et de Golosina-426.

Golosina-17 de Concha y Sierra, fils d’Alconero-53 et de Golosina-426.

Jubiloso-65, de Coquilla de Sanchez Arjona. Né en avril 2011

Jubiloso-65, de Coquilla de Sanchez Arjona. Né en avril 2011.

Jubilosa-146, mère du novillo que présentera l'élevage Coquilla de Sanchez Arjona dans les arènes d'Arles.

Jubilosa-146, mère du novillo que présentera l’élevage Coquilla de Sanchez Arjona dans les arènes d’Arles.

Troledo-56 de Torrestrella, né en Décembre 2010.

Troledo-56 de Torrestrella, né en Décembre 2010.

Le splendide Cumplido-19 de Villamarta. Né en mai 2011.

Le splendide Cumplido-19 de Villamarta. Né en mai 2011.

Giraud : pasión y tradición

Utrero de la ganaderia Giraud

Jacques Giraud, apartando un utrero.

Jacques Giraud, apartando un utrero.

      En pleno corazón de la Camarga francesa, se halla una joven ganadería brava, propiedad de Jacques Giraud. Desde 1991, los toros de la familia Giraud pastan al sur de Arles, a orilla del imponente río Ródano que une Lyon al Mediterráneo, en la llanura de los campos que rodean una antigua y llamativa masía edificada durante el siglo XIV y llamada La torre del Cazeau. Propiedad de la familia desde la mitad del siglo XX, la preciosa finca es hoy en día un lugar muy singular dentro de las dehesas francesas dedicadas a la crianza del toro bravo : en ella se vive la afición al toro y al caballo respetando las tradiciones camperas. Enamorado del toro y de la doma vaquera, Jacques Giraud no concibe realizar las labores de campo sin montar a caballo, vestido de traje corto, como mandan las tradiciones andaluzas. Para él, si la crianza del toro bravo es como un « hobby », el respeto de las tradiciones camperas le permite ante todo disfrutar de su afición y vivirla con humildad y con la máxima intensidad.

Acosando al anochecer

Acosando al anochecer

        En un marco incomparable, Jacques Giraud y su esposa crían sus toros bravos. No viven exclusivamente de la ganadería. Sus actividades anexas les permiten mantener un proyecto ideado hace un cuarto de siglo : el cultivo de un arroz biológico de excelente calidad, el turismo rural, la crianza y doma de caballos cruzados, y la organización de fiestas privadas, de practicas de acoso y derribo o de fiestas camperas son las actividades en torno a las que se organiza la vida en La Torre del Cazeau.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

El semental Gonzalito-42 y el ganadero. (Fuente : La provence)

El semental Gonzalito-42 y el ganadero. (Fuente : La provence)

    El proyecto ganadero de la familia Giraud nace a principios de la década de los 90 cuando se compran dos lotes de vacas de diversas procedencias : siete vacas marcadas con el hierro de Colombeau, dueño de una vacada situada a proximidad de la Torre de Cazeau, y otras siete hembras adquiridas a la familia Blohorn. Al principio de la humilde aventura ganadera que se propuso vivir la familia Giraud, un toro de Roland Durand, de ascendencia Núñez, entró en los prados de la Torre de Cazeau para cubrir las vacas. Durante una década, Jacques Giraud se empeñó en construir y mejorar la simiente de la ganadería seleccionando con rigor el núcleo reproductor. Entre los animales fundacionales, se halla el semental « Gonzalito-42 », marcado con el hierro de Roland Durand e indultado en Garlin el 30 de julio de 1988 por Sergio Sanchez, que participó en este proceso creación de la ganadería. Jacques considera que al cabo de este cuarto de siglo de selección ha conseguido estabilizar el tipo morfológico y comportamental de los toros que cría, a pesar de la heterogeneidad de la que nace la vacada.

Utrero de Giraud

Utrero de Giraud

Julien Lescarret, dando una vuelta al ruedo después de cortar una oreja a un novillo de Giraud en Arles

Julien Lescarret, dando una vuelta al ruedo después de cortar una oreja a un novillo de Giraud en Arles

    Desde entonces, la ganadería de la familia Giraud ha subido escalones : en 1995, presenta sus primeros productos en las localidades de Vergeze el 25 de marzo, de Saint Gilles el 2 de abril, en Marsillargues a finales del mes de abril y en Vauvert en mayo. La presentación oficial de los animales herrados con el hierro de Giraud se celebra en Mauguio el 27 de mayo de ese mismo año. Al año siguiente, para las festividades de la Romeria organizadas en la ciudad de Mauguio, los erales de la Torre de Cazeau permiten el triunfo de André Martinez (oreja), del actual banderillero Morenito de Arles (oreja y oreja) y del novillero Diamante Negro (dos orejas). En agosto de 1998, Jacques Giraud presenta por primera vez sus erales en una plaza de primera categoría : el ruedo del anfiteatro de Arles veía a un joven novillero galo llamado Julien Lescarret triunfar con un buen becerro de Giraud, obteniendo un merecido trofeo.

SONY DSC

      Durante estos años de consolidación de la vacada, Jacques Giraud lidió principalmente en novilladas sin picadores, en festivales y a puerta cerrada. En 2004, destacaron los erales lidiados en Gimeaux durante un festival de fin de temporada, uno de ellos estoqueado por el nimeño Camille Juan sobresalió. La temporada siguiente estuvo marcada por el indulto de un novillo en la singular y rústica plaza de Gimeaux, herrado con el numero 320.

SONY DSC

      Desde 2004, Jacques Giraud ha introducido un toro de Jimenez Pasquau, de nombre « Sabio ». Viene cubriendo un lote de vacas desde entonces, separado del otro lote procedente la base genética inicial. De las vacas con las que la familia Giraud empezó su aventura ganadera, se aprobó en 2005 un toro, llamado « Gamito ». Un total de ochenta hembras y estos dos sementales conforman el nucleo reproductor de la vacada.

SONY DSC

      Los últimos años han sido especiales para Jacques y su familia. Consigue un importante triunfo en agosto del 2011 en la plaza de toros de Maubourguet : dos de los novillos lidiados reciben el honor de la vuelta al ruedo póstuma. Ese éxito permitió dar un paso más en la corta historia de la ganadería en 2013, debutando con una novillada picada en el suroeste : varios hermanos de los erales premiados con la vuelta al ruedo en Maubourguet pisaron el albero de la plaza de Aire sur l’adour.

SONY DSC

Serio eral de la ganaderia

      Para la temporada 2014, Jacques Giraud tiene preparados una decena de serios utreros y erales que presentamos a continuación. En ellos están depositadas todas las esperanzas de una familia apasionada por el toro bravo y fiel a las tradiciones camperas. Esperemos que les den satisfacciones en los ruedos, como recompensa a la afición y al empeño puestos en este bonito proyecto.

Ce diaporama nécessite JavaScript.